SociedadUrbanización

Vecinos de la Villa 31 denuncian graves falencias en viviendas asignadas por CABA

Las cerca de mil familias del Bajo Autopista del Barrio Padre Carlos Mugica que fueron relocalizadas en el sector conocido como YPF denunciaron que muchas de las viviendas que les fueron asignadas no cuentan con agua caliente y tienen desbordes de cloacas, mientras que quienes aún no llegaron a mudarse viven en una situación de “alta inseguridad”.

Muchas de estas familias vivieron hasta 16 años debajo de la autopista Arturo Illia en viviendas de ladrillo que ellos mismos construyeron, pero en 2018 el gobierno porteño dispuso por cuestiones de seguridad, ventilación y acceso a los servicios, trasladarlos desde junio de 2019 al sector conocido como YPF, donde se construyeron edificios de departamento de paredes de durlock en las que hay constantes filtraciones, a muchos les falta agua caliente desde hace tres meses, hubo incendios, humedad y robos.

Las casas del Bajo Autopista habían sido construidas por las familias durante años y a pulmón. Estructuras de ladrillo de hasta tres pisos, con manzanas divididas por pasillos angostos. Actualmente, tres manzanas de esta zona fueron demolidas y otras tantas casas están deshabitadas.

Asimismo, los vecinos denunciaron que si bien en el artículo 2 de la Ley 6.129 se aclara que en el proceso de urbanización “deberá resguardarse la preservación de la identidad barrial y los lazos comunitarios existentes”, las familias de una misma manzana se encuentran “desparramadas” en distintas zonas del nuevo sector.

El Plan de Reasentamiento Bajo Autopista 4, a cargo de la Secretaría de Integración Social y Urbana de la ciudad de Buenos Aires fue aprobado a través de la Ley 6.129 por la Legislatura porteña en 2018, y tiene su antecedente en la Ley 3.344 (2009). Consiste en 1044 viviendas nuevas distribuidas en 29 edificios de tres y cuatro plantas ubicadas en el Sector YPF, a pocas cuadras del Bajo Autopista y frente al Ministerio de Educación de la ciudad de Buenos Aires.

La respuesta del Gobierno porteño

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat dijeron a Télam que “los motivos para el reasentamiento están dados porque las condiciones de habitabilidad, su ubicación debajo de la autopista, no cumplían con estándares mínimos de seguridad, ventilación y acceso a los servicios”, pero el testimonio de los vecinos da cuenta de que el traslado trajo nuevos problemas habitacionales.

Los edificios de las nuevas viviendas fueron construidos por las empresa Sudamericana y son de estructura de hormigón con divisiones de los interiores hechas con placa de roca de yeso (durlock). El exterior es de Steel Frame y las carpinterías son de PVC con doble vidrio.

En cuanto a los requerimientos de las familias, desde el Ministerio de Desarrollo Humano sostuvieron que existe un equipo para dar seguimiento a los reclamos y brindar soluciones, mientras que sobre los incendios denunciados dijeron que no estuvieron relacionados “a la calidad constructiva o las instalaciones de las viviendas” sino a “descuidos domésticos”.

Fuente: Télam

Mostrar más

Notas relacionadas

Back to top button
Close