Opinion

Entre esos tipos y yo

Columna de análisis y opinión de Sebastián Deferrari, Secretario de Redacción, de Mundo Villa, y formador de jóvenes en los talleres de periodismo.

Por Sebastián Deferrari /

 

No tenemos recuerdo de un gobierno democrático tan violento y declaradamente en contra de los intereses del pueblo que lo eligió (dejemos de lado a las dictaduras, aunque no estamos seguros de que esto que estamos viendo se ubique muy lejos en su forma de actuar).

Los poderosos con sus serviles lacayos de los medios de comunicación masiva han hecho su tarea una vez más. Lograron imponer a una figura que en otro momento hubiese sido impensada en la centralidad de la política argentina y que ha llegado a presidente, en medio de una pesadilla de la que aún no logramos despertar.

No exculpamos al gobierno anterior que si hubiese cumplido con las premisas básicas del peronismo habría mantenido al señor Milei en el lugar que supo ganarse, un panelista marginal, gritón, violento y con sus facultades mentales alteradas. Triste lugar es el que le guardará la historia a Alberto Fernández, a la politiquería de bajo vuelo y al “internismo” al que nos tuvieron sometidos durante 4 años.

Pero hoy nos convoca una urgencia todavía mayor el regalo de nuestros recursos naturales y nuestros bienes patrimoniales junto al hambre y la miseria planificada a la que quieren someternos para que 40 familias millonarias sean aún más millonarias es algo que no tiene precedentes y que tiene que recibir la más grande demostración de rechazo de nuestro pueblo en las calles, así nos vaya la vida en ello, tal como lo habíamos previsto antes de las elecciones.

Como dice el poeta: “Juegan con cosas que no tienen repuesto”, la comida, la vivienda y el trabajo de millones de nosotros son para ellos simples “variables de ajuste”. Números fríos en donde nunca ven personas o simplemente nos les interesan. Por eso dejan a los comedores populares sin alimentos, desprecian inclusive a quienes los votaron. Son personajes salidos de Capusotto, si no fuera una tragedia darían risa.

Una vez más como si no nos hubiese sido suficiente con los 4 años de infernales que vivimos bajo el gobierno de la alianza Macri-radicalismo, una nueva alianza entre lo mas rancio de nuestra sociedad y política se unen para hambrear al pueblo, quitarnos derecho y volver a foja cero pequeñas conquistas que han costado años de lucha, de cuerpos presentes y exhaustos.

La cantidad de barbaridades de Milei (no se puede disimular es difícil de aceptar y nombrarlo con el cargo que ocupa, es un insulto a nuestra historia, a nuestra inteligencia y a miles y miles de compañeros y compañeras que dieron la vida por una Patria más justa) en estos 60 días se cuentan de a montones y son irrepetibles. Nada parece conmover a los “bien pensantes” que tiempo atrás se horrorizaban de “las formas”.

El ataque a la educación pública, los jubilados, los trabajadores, los inmigrantes, los pobres, los niños, los discapacitados, y muchos etc en donde siempre estamos los mas desprotegidos es el mismo que sufrimos durante el gobierno de Macri, igual pero mas rápido, tal como anunció el contrabandista confeso.

 

En tiempos tan dramáticos las urgencias mandan, quedará para otro momento la refundación del movimiento nacional y popular porque la olla hay que llenarla hoy y hay que hacerlo rápido, hay que agruparse, juntar fuerzas, juntar coraje y seguir peleando, nunca nos quedó otra alternativa.

Es ahora, después será demasiado tarde.

Mostrar más

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior

redirect...

redirect...