SaludSociedadUrbanización

Perder todo, menos la esperanza

Hace una semana se incendió, una vez más, una casa en Villa 31, no es la primera vez que esto ocurre, y esta vez, los bomberos si llegaron, pero no pudieron pasar, porque un poste no dejaba pasar el camión, esta vez fue en la Manzana 14, Casa 57, en el sector Cristo Obrero.

Por Dalma Villalba

La familia Cáceres, quedó sin nada material, salvo las 5 vidas, y el apoyo de los vecinos, que apenas se dieron cuenta, dice el Sr. Cáceres “se juntaron casi 500 personas, ayudaron a apagar el incendio”, el, y sus cuñados, tuvieron que tirar una de las paredes, de la casa, del primer piso, para que el incendio, no siga hacia la casa de su vecino, que tiene pared de “durloc”.
Ellos perdieron todo, menos las esperanzas.


La esposa del señor Cáceres, desde hace tres meses, sufre depresión, él tuvo que renunciar a su trabajo, para poder cuidarla, y acompañarla, justo esa mañana, ella se levantó de la cama, sola, se baño, sola, y hasta se lavó el pelo, sola. Esa noche ocurrió el incendio.


Tuvieron que empezar de cero, nuevamente, muchos vecinos, colaboraron, de distintas maneras, haciendo polladas, tornadas, llevando donación de lo que puedan, en efectivo, ropa, mercaderías, arena, pinturas, infinidad de gestos, que en un momento tan complicado, como atravesar la pandemia, llena de esperanza, por un mundo mejor.
Muchas personas están colaborando, de distintas maneras, y la familia Cáceres, ya cuenta con abrigos, algunas mercaderías, una heladera y una tele, entre otras.


Desde Mundo Villa, queremos agradecer a tantas personas que fueron colaborando, y difundiendo esta noticia, para que cualquiera que quiera donar, se pude comunicar a este celular: 1164578641.

Mostrar más

Notas relacionadas

Back to top button
Close