EducacionSaludSociedadUrbanización

La comunidad educativa de la Villa 31 denunció que faltan insumos de higiene en el Polo Educativo

Con un abrazo al ministerio de Educación porteño, la comunidad educativa de la Villa 31 denunció que la vuelta a la presencialidad en sus escuelas se hizo "sin diálogo con las familias ni los docentes".

La principal preocupación es que el gobierno porteño no se acercó a implementar los protocolos de cuidado en las aulas, donde faltan insumos e información. Como parte de la protesta, los integrantes de la comunidad educativa dejaron una carta en la cartera de Soledad Acuña. “Todavía estamos esperando que le den al ministerio de Educación nacional la lista de los 6.500 estudiantes sin conexión para que accedan a computadoras. Evidentemente, a la ministra nunca le preocupó el problema de la brecha digital. Y su única respuesta fue el pedido de abrir las escuelas en un contexto de pico de contagios”, sostiene el texto.
De 60 chicos debían comenzar a cursar el primer año del secundario en el Polo Mugica, se presentaron apenas 11.

Mostrar más

Notas relacionadas

Back to top button
Close