Opinion

Peor sería no sentir

En la víspera al día de La Patria… pensaba… en que hace semanas vi como creció “la oferta y la demanda” en la plaza del barrio, la plaza del trueque… nunca seré indiferente… y escribí unas palabras mitad para desahogar porque me hace bien.

Por Gastón Leclet

Trabajador social del Barrio Ejército de los Andes

Porque sino sintiera nada. Si verte en la plaza del barrio vender tus productos… que alguna vez fueron regalos sin usar o a medio usar. Si no fueran el reflejo de un pasado inmediato que te encalló… para que puedas no solo comer sino hacer, estar movilizada… nunca te imaginaste estar acá: la pandemia y su impactos.

Sino sintiera hoy tu necesidad… aunque tu virtud es estar siempre inquieta… porque sino es adelante que sea al costado o atrás… pero tu inquietud en este momento te salva la vida y eso hermana mía es saludable… es cierto que vos no gozaste nunca del privilegio de la depresión… si tu resistencia de nobleza adjunta es parte de un cv de género: tu mayor virtud es revelarte… también de la dádiva y la mirada misericordiosa sumado a mi falta de respeto cuando te ofrecí sin querer ofenderte algo de mercadería… note tu mirada fulminante… también me denuncia porque sigo aprendiendo a ayudar y ser ayudado… en todo esto que siento, percibo no me asusta si lo racionalizo porque pienso peor seria no sentir.

Me duele nuestra realidad… saldremos codo a codo ejerciendo el trueque que nos propone la agenda inflacionaria, sistema perverso que nos amarra a viejas ilusiones… pero en el fondo sabemos ya a esta altura… solo estamos acá para la desventura y resistir… lo asumimos con una sonrisa irónica… siempre permanente, intacta mientras intercambiamos aceite pal cuerpo por un par de gafas usadas… sino sintiera nada no podría registrar que aun así podemos amar y sonreír.

Mostrar más

Notas relacionadas

Back to top button
Close