Sociedad

Debemos volver a poner en marcha una revolución Cultural en los barrios

Gastón “Chiqui” Leclet, Referente del Barrio Ejercito de los Andes (Fuerte Apache) reflexiona acerca de la construcción de vínculos y la necesidad de sembrar la esperanza y generar oportunidades.

Por Gastón “Chiqui” Leclet

El primer territorio que se habita es el vínculo. Esta premisa es una guía para poner en valor el capital territorial, el conocimiento del campo como suele denominarse en los foros académicos.

A partir de ahí se producen los sabores, la fusión cultural, el intercambio. El barrio Ejército de los Andes está forjado de fuertes cimientos históricos de referentes sociales comprometidos, de vecinxs militantes que construyen día a día una razón para creer, voluntariosos de la vida.

Fuerte Apache hoy está en un profundo deterioro: edilicio y social sin embargo es posible darle mayor visibilidad si derribamos el mito negativo, ampliando el espectro de cómo se producen esos vínculos y es por eso que considero que una puerta de acceso a ese cambio de paradigma es, sin dudas, la cultura y el deporte. Por muchas razones, pero sobre todo porque es práctico y concreto. En el proceso se van tejiendo y construyendo las herramientas necesarias para darle volumen y sostenibilidad, creo en el arte de lo posible y ante cada obstáculo vaya una solución.

El vínculo territorial debe extenderse para producir y reproducir una lógica inclusiva, diversa y sin fecha de vencimiento. Y eso se generó con clubes como Almagro, como River Plate. La relación sustancial con la Iglesia, una parte del Estado y el sector privado.

Nosotros solo necestiamos creer en nuestra capacidad organizativa, todo lo demás será por añadidura.

Por eso: el primer territorio que se habita es el vinculo…

 

Mostrar más

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior

redirect...

redirect...