Sociedad

Villa 1-11-14: Familiares y vecinos despidieron a Nayla

Un enfrentamiento, un tiroteo de balas, que hasta ahora se desconoce los autores, termino con la vida de de una nena de 4 años en el Bajo Flores.

Por Mario Canaviri.

Entre llanto y dolor, amigos y familiares realizaron ayer el velatorio de la nena que murió baleada en un tiroteo el 10 de febrero en el Barrio Padre Ricciardelli (ex villa 1 – 11 – 14).

El mismo se hizo en el Centro Comunitario Beato Señor Mártir Monseñor Angelelli, ubicado entre las calles, Charrúa y Calle 10. El sitio que días atrás se convirtió en un altar colgado de fotos de la niña asesinada, coronas de flores con frases emotivas, velas encendidas por los visitantes y carteles de pedido de justicia.

La misa estuvo a cargo del Padre Gustavo Carrara, un cura villero que siempre está presente e involucrado con actividades que vecinos hacen en post de dar solución a problemáticas que atraviesa el barrio. El recibió y contuvo a los familiares durante toda la jornada.

A las 12 del mediodía de ayer, la familia doliente, vecinos y miembros de diferentes organizaciones sociales iniciaron una marcha, entre llantos y pedidos de justicia, hacia un altar improvisado que se armo en las calles donde asesinaron a Nayla. El lugar tiene una foto de ella, chupetines que le gustaban, un pony rosa, flores blancas.  Allí algunos le dejaron flores y regalos que a ella le gustaba.

Ellos retornaron al velatorio, se acercaron al carro fúnebre que llego para trasladar cuerpo hacia el Cementerio de Flores. En caravana, familiares y amigos, acompañaron el traslado de Nayla en autos.

Familiares y vecinos despiden a Nayla.

Surge Cuidados Comunitarios.

En este contexto de enfrentamiento entre bandas, balas que se dispersan como una ráfaga de viento sin que nadie pueda controlarlos, un grupo de vecinos junto a organizaciones sociales del barrio empezaron a juntar fuerza y emprendieron un proyecto denominado CUIDADOS COMUNITARIOS.

Ante esto, Tati Quispe, vecina del barrio Richardelli, conto que esta demanda lleva años ante diferentes. “Estamos muy preocupados por las situaciones que están sucediendo”, dijo que además explicó que la construcción de las viviendas son muy precarias lo que hace que las balas de los tiroteos traspasan las paredes de los hogares en el que el riesgo esta que cualquiera pueda ser víctima como lo fue Nayla.

La organización Cuidados Comunitarios se nuclea en diferentes ejes del barrio: Avenida Cruz y Perito Moreno, Varela y Perito Moreno, Camilo de la Torre y Riestra. En estos sitios las organizaciones sociales ceden sus espacios para hacer los encuentros.

En el marco del caso de Nayla, esto grupo se reactivo de emergencia y hoy se juntaron en el Centro de Salud Bartolinas Sisa.

 

Mostrar más

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior

redirect...

redirect...