DeportesSociedad

Diego y una bicicleta que cuenta historias

Diego Dimitroff es periodista y le regalaron una bicicleta que iban a tirar, una bici del 49. Es de La Plata, de Berisso. La bici estuvo tirada en la intemperie por 25 años, la restauró y empezó a recorrer primero su region y después Capital y todo el conurbano bonaerense y allí recorrió en bicicleta y solo muchas villas y asentamientos.

Por Zoe Antonetti

Una bicicleta vieja puede llevarte a lugares increíbles. La historia se remonta a cuando le regalaron una deteriorada bicicleta de los años ‘50 a Diego Dimitroff, un periodista platense. Decidió restaurarla y recorrer todas las villas de La plata, Capital federal y del Conurbano Bonaerense. Con tan solo esa bicicleta, un litro de agua y la SUBE viajó y conoció pasillos, casas, calles, pero más que nada historias. Descubrió que con poco se puede aprender, sentir y pasarla bien. En todo su recorrido sacó muchas fotos haciendo notar que existe un lado humano del que no se habla, que no son lugares oscuros y peligrosos, sino que hay personas buenas, trabajadoras, que quieren salir adelante.

“En una sociedad donde el consumo indica que vos tenes que comprar, gastar, y reemplazar lo viejo por lo nuevo. Muchas veces se deja de lado lo viejo, que no son solo bicicletas. Intenté divertirme, ser feliz, formarme y aprender, que con poquito, podía pasarla bien ” relataba Diego.

“Soy periodista y me regalaron una bicicleta que iban a tirar, una bici del 49. Soy de La Plata, de Berisso. Esta bici estuvo tirada en la intemperie por 25 años, la restauré y empecé a recorrer primero mi region y despues capital y todo el conurbano bonaerense y allí recorrí en bicicleta y solo muchas villas y asentamientos. Siempre buscando el lado humano y sacando la mediatización que tienen las villas que están vistas como lugares peligrosos y oscuros y nada que ver. Conocí mucha gente amable, trabajadora, que quiere salir adelante. Es una especie de cotidianización que hacen los medios de comu de forma amarillista lo que son las villas cuando en realidad hay muy buenos contenidos” Dice Diego.

El objetivo era demostrar que con una bici que iba a ir al tacho se podía hacer una vida saludable y feliz. Con poco podías ser feliz En una sociedad donde el consumo indica que vos tenes que comprar, gastar, gastar y reemplazar lo viejo por lo nuevo. Muchas veces lo que se deja de lado lo viejo no son solo bicicletas. Intente divertirme, ser feliz, formarme y aprender y que con poquito se puede pasarla bien y con esta bici subí a trenes, todo para viajar a distintos lugares del conurbano y me llevaba un litro de agua en un bolsito , la tarjeta sube y una o dos bananas. En las villas me regalaban bananas, chipas, choripanes, un montón de cosas. “En la villa 21 los nenitos corrían detrás de la bicicleta, me mostraban los distintos pasillos. Donde peor la pasé fue en puerto madero donde unos policías me pidieron documentos. Lo que parece altruista, bello, reluciente es donde peor lo pasas. y lo que parece muy negativo es donde peor la pasé.”

Mostrar más

Notas relacionadas

Back to top button
Close