SociedadUrbanización

Sede del Ministerio de Educación ya funciona en Villa 31

Los primeros 300 empleados empiezan a trabajar este lunes en la nueva sede de la cartera, ubicada en Perette y Calle 10. En un mes, el edificio estará ocupado en su totalidad.

Unos 300 trabajadores y trabajadoras del Ministerio de Educación e Innovación porteño este lunes son los encargados de inaugurar las instalaciones de la nueva sede de esa cartera, ubicado en la Villa 31 del barrio de Retiro. Ocuparán el último piso de este edificio que viene a insertarse en la trama del asentamiento más antiguo de la Ciudad, y también uno de los más grandes, y que se encuentra en pleno proceso de urbanización. Como ocurrió con el Ministerio de Desarrollo Humano, que se construyó en Ciudad Oculta, se espera que el de Educación se integre al barrio y se convierta en una referencia vecinal.

El nuevo ministerio es una estructura de 26.000 m2, distribuidos en siete pisos y planta baja. En esta última estará el centro de atención para el personal docente o no docente que necesite hacer trámites de jubilación o salariales o participar en capacitaciones. En cada una de las plantas hay 300 puestos de trabajo y en el tercer nivel está el comedor. Además hay dos subsuelos con estacionamiento para 124 vehículos, un salón de usos múltiples y un auditorio para 200 personas.

La mudanza arrancó el viernes, cuando llegaron al piso 7 las cajas con las pertenencias de los 300 empleados. Continuará hacia abajo y se espera que dentro de un mes todo el edificio esté ocupado en su totalidad. Para entonces, allí van a trabajar 2.200 personas. De esta manera, el personal del Ministerio se concentrará en este edificio y no estará disgregado en diferentes sedes, como ocurre ahora mismo.

La nueva sede ministerial se encuentra en la esquina de Perette y Calle 10. Y está claro que para los empleados la mudanza significa un cambio radical en su forma de movilidad diaria. Tanto es así, que se armó un video institucional con consejos para llegar hasta el lugar.

La mudanza también traerá aparejada una nueva modalidad de trabajo, porque el edificio posee una planta libre, sin tabiques. “Va a cambiar la forma de trabajo -confirma la ministra Acuña-. Pasamos de estar en edificios dispersos y llenos de paredes y oficinas a compartir un lugar amplio que exige un trabajo más colaborativo. Apostamos a un cambio cultural que no sólo esta vinculado con un edificio nuevo, sino con lo que significa para la Ciudad en términos de integración”.

Fuente: http://WWW.CLARIN.COM

Mostrar más

Notas relacionadas

Back to top button
Close