Deportes

Racing solidario, el deporte como herramienta de inclusión

Racing Solidario apuesta a crecer día a día con "Fútbol para el cambio social", uno de los programas sociales con mayor impacto en los barrios vulnerables.

Miguel Guidardini es el coordinador del departamento solidario de Racing Club y lleva adelante la ardua tarea de ayudar a los jóvenes, ofreciéndoles propuestas educativas y laborales en contextos difíciles. Racing Solidario apuesta a crecer día a día con “Fútbol para el cambio social”, uno de los programas sociales con mayor impacto en los barrios vulnerables.

¿Cómo arranca tu historia en Racing y cómo surge esta impronta solidaria desde el club?

-Yo soy profesor de Educación Física, siempre quise ir más allá de desarrollar u músculo y tener una vida saludable a nivel corporal sino que también nuestro interior es muy valioso y empecé a utilizar el deporte como un medio de inclusión y transmisión de valores. Empecé con un proyecto convocado por ONG SOS Infantil para trabajar en Boca Juniors y también estaba a cargo de un curso de capacitación en gestión deportiva, donde dirigentes del club de Racing iban y les conté lo que hacía y me dijeron que querían que los ayude a desarrollar todo el departamento de responsabilidad social del club, que lo había comenzado el padre Juan Gabriel Arias, y para mi fue una experiencia hermosa como profesional y como hincha de racing. Empezamos todo esto juntos, yo arranqué en el 2012, Juan Gabriel empezó con la presidencia de Rodolfo Molina en el 2008 y cuando el padre viajó a Mozambique quedé a cargo como profesional del departamento. y quiero agradecer el apoyo de todas las comisiones directivas y además el aporte de todas las áreas del club. Si Racing está considerado como dicen muchos uno de los mejores clubes que trabaja la responsabilidad social es gracias al trabajo en equipo, con las alianzas estratégicas que tenemos con otras ONGS, empresas, el apoyo de todos, y si no jugamos todos en equipo no funciona.

¿Qué actividades están realizando actualmente no solo en la parte deportiva sino también en educación?

-Desde el departamento de responsabilidad social el gran motivador es el fútbol, el programa principal es “fútbol para el cambio social”, en determinados barrios nos acercamos y a través del fútbol le brindamos a los chicos y a los jóvenes un espacio de calidad para que hagan deporte. Ellos tienen la motivación de creer que Racing viene a buscar jugadores, que no es el objetivo, pero con esa motivación nos alineamos con la ONG más fuerte del barrio y acompañamos a un  trabajo que ya se viene haciendo y desde ahí le brindamos a los chicos oportunidades para poder elegir en lo educativo, tratando de que vuelvan a estudiar y con la gente de EXO le estamos ofreciendo a los jóvenes mayores de 17 años que les guste la tecnología que puedan hacer una carrera de programación con certificación internacional, entonces esos chicos en un año de cursada pueden trabajar para cualquier empresa del mundo estando acá en argentina y además tratamos de conseguirle un  trabajo genuino. Este es el tercer año que renovamos y ya hay 12 chicos trabajando de lo que les gusta y unos 20 chicos que se han recibido y eso es muy importante.

Es buena la contención porque muchos pibes ven como aspiración llegar a jugar al fútbol pero dar un apoyo desde lo formativo también es bueno.

-Al fútbol hay que usarlo como el gran motivador, pero no solamente para sacar jugadores. Con la gente de la Fundación Banco Ciudad, formaremos árbitros, con ustedes se puede dar el periodismo deportivo, y es ahí donde nosotros trabajamos en alianzas. 

El deporte es como una fábrica de héroes y de ídolos y los chicos los ven como referentes a los deportistas y es bueno que ellos sean líderes que empiezen e formar a chicos con modelos de valores.

Tenemos la suerte de contar en Racing con muchos ex jugadores, muy comprometidos y jugadores actuales que nos apoyan, acompañándonos en diferentes actividades y desde ese lugar es muy positivo y creo que los clubes de bases, de barrios, deben aprovechar estos espacios, no solamente para formar deportistas sino para formar personas. Y es ahí donde también se tienen que formar aquellos que no son profes pero tienen la mejor voluntad de serlo, para ver con qué herramientas contar al momento de pensar cómo incluir a los chicos, transmitirle un valor.

¿Cómo trabaja Racing con las distintas organizaciones dentro de las villas y también en paralelo como tomaron que el Club Mugica (villa 31) haya salido campeón en la competencia de gatorade?

-Justo fue una invitación que nos hacen a nosotros y lo primero que hicimos fue compartirlo a las diferentes sedes del Fútbol para el Cambio Social entre esas el club padre mugica, con el cual tenemos una relación muy buena. Realmente destacó el gran trabajo que está haciendo ese club en el barrio de la 31 y después nos contaron que salieron campeones y que también salieron terceros otra sede de Fútbol para el cambio social de Cildañez. Y eso me pone muy contento porque eso entusiasma a los chicos a seguir practicando, a veces cuando los voy a visitar es medio de noche y ya no hay luz pero los chicos siguen viniendo, los padres acompañando y eso es muy importante, no dejarlos solos y el acompañamiento de la familia. Así que realmente me pone muy contento el conocer ongs y poder apoyarlos y seguir creciendo en conjunto.

Hay varios clubes que tienen una impronta social en los barrios y villas ¿Hay alguna red de trabajo en conjunto en donde se dan relaciones más allá de lo competitivo?

-Este es un espacio no competitivo y creamos entre los departamentos de responsabilidad social una agrupación que se llama DeporSocial y ahí nos agrupamos y tratamos de compartir acciones, ver de qué forma trabajar juntos. El secreto es no pretender resolver todo solos sino ver cómo nos podemos sumar. Y les animo a los clubes de barrio que también lo armen, porque todos tenemos las mismas dificultades, y ahí tenemos que trabajar juntos para vencer al rival de la pobreza, hambre. 

¿Cómo ves esta situación por la que atraviesan los clubes de barrio, ya que muchos cerraron y otros están al borde?

-Yo siempre veo las crisis como una oportunidad. Tal vez en este momento sea muy difícil pero me parece el momento para que los vecinos vean qué pueden hacer para hacer resurgir el club, con la ayuda de los padres, instituciones barriales y colegios cercanos.

¿Qué perspectivas tienen a futuro?

-La idea es seguir creciendo con el Fútbol para el Cambio Social, con el programa que llevamos adelante de la escuela de oficios con Exo y Weber y reforzar lo que es el apoyo de programas de mejora de calidad de vida.

Mostrar más

Notas relacionadas

Back to top button
Close