SaludSociedad

Preocupa el aumento de casos de COVID en las villas porteñas

El miércoles 2 de junio, en la Ciudad de Buenos Aires los contagios alcanzaron los 2.227; sin embargo, el jueves pasado superaron los 3.500, mientras que fueron más de 41 mil en todo el país.

En los barrios porteños más pobres, hasta el 22 de mayo, el Gobierno porteño registró 24.100 casos de Covid-19. Los más afectados son la Villa 1-11-14 / Barrio Padre Ricciardelli, con 5.021 casos y Villa la 21-24, con otros 4.907 casos. A comienzos de abril aún no se habían disparado los casos; sin embargo, con la segunda ola, la cantidad es muy alta.

Una nota del diario Clarín recogió cifras alarmantes junto a testimonios de habitantes de estos barrios, que muestran que la crisis económica, social y sanitaria, está sacudiendo a las villas. La pérdida de empleos, la precarización del trabajo, de la vivienda y las malas condiciones de vida, se agudizaron con la pandemia. Los comedores barriales y merenderos debieron aumentar su ayuda y atención a las y los vecinos, familias y a los chicos que no tienen para comer, pero con escasa o nula asistencia de parte de los gobiernos.

Respecto al coronavirus, el índice de casos positivos en estas zonas es muy alto comparado con el resto de los barrios porteños. Según los datos del ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, se realizan diariamente un promedio de 618 testeos, con una positividad del 34% en las villas, mientras que en el resto de la Ciudad, la positividad es del 24,6%. En el barrio Papa Francisco, de Villa Lugano, la positividad llega al 51%.

Las condiciones de hacinamiento y el frío, agravan las enfermedades respiratorias, dos factores que están muy presentes entre los habitantes de las villas, y que se agudizan con la época invernal y las bajas temperaturas.

Fuente: La izquierda diario.

Mostrar más

Notas relacionadas

Back to top button
Close