ColectividadSociedad

“Los estudiantes se organizan para llevar salud a donde el sistema no llega”

Jeimar Cogollo es el Presidente de la Asociación de Colombianos y Colombianas, en Argentina y el coordinador de ACME - Acción, Compromiso y Movilización Estudiantil de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.


Jeimar Cogollo llegó, ya hace más de 8 años en la Argentina, es alumno de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, además es Presidente de la Asociación de Colombianos y Colombianas, en Argentina y coordinador de ACME – Acción, Compromiso y Movilización Estudiantil de la Facultad de Medicina, pero sobre todo es una persona con ganas de servir al otro, por eso se nuclea, se organiza y avanza.

Una de las tantas historias de jóvenes comprometidos con el otro, que trabajan por una sociedad mejor y que hacen de su vida ejemplos a seguir, sobre todo en estos tiempos, donde son pocas las personas como él, que viven de lo que dicen y dicen de lo que viven.

“Con los chicos de Centro de Estudiantes de Nutrición, empezamos a trabajar en las diferentes villas, ya hace varios años, donde surge la brigada ACME, cuando empezamos a ver que el derecho a la salud no era igualitario y tampoco era equitativo, al ver que muchos barrios de Capital Federal, como La 31 de Retiro, la 21-24 de Barracas, empiezan a organizarse los estudiantes para lo que sería “llevar la promoción de la salud”, y prevención de las distintas enfermedades, a estos lugares donde el sistema de salud no estaba llegando”, cuenta Jeimar. En las actividades también participa él área de integración comunitaria de la escuela de nutrición de la facultad de medicina

Las estudiantes en acción.

“Cientos de jóvenes de la Facultad de Medicina se reúnen todos los sábados a la mañana, y van a dedicar su tiempo a los vecinos de diferentes villas, con los cuidados básicos de salud, jóvenes, que quizás nunca pisaron una villa, y se ponen a servicio de los más humildes, eso también es parte de este puente de integración que intentamos construir en la sociedad”, dice.

Yo me sume a eso, cuando empecé la facultad, y después con el tiempo, hemos trabajado en los diferentes barrios, articulando con los diferentes CESACS, UPA, y obviamente, con las diferentes organizaciones barriales, como lo es Mundo Villa, también, las distintas Iglesias, porque nos parece muy importante el reconocimiento de estas instituciones para a poder llegar a la gran mayoría.

Voluntaria de ACME atendiendo a un vecino en la Villa 21-24

Una de las mayores problemáticas que nosotros vemos, en todas a las actividades que hacemos es el aumento de todas las enfermedades crónicas no transmisibles, hipertensión, diabetes, problemas con el colesterol y demás.

Hay mucha gente que lamentablemente, no solo no tiene el acceso a la salud, sino que tampoco puede tratar ni prevenir las enfermedades de salud mental, y eso lo estamos viendo muchísimo últimamente en el trabajo barrial, hay muchísima gente que por lo que estamos viviendo, hoy en día, que se quedaron sin trabajo, o porque no tienen para la comida, entran no solo en la problemática nutricional, sino también en la problemática psicológica, porque las personas empiezan, a tener ciertas crisis, pánico, ansiedad, y ahí hay algo que debemos de empezar a atender, no desde los estudiantes, sino desde los profesionales y desde el Estado.

El equipo de ACME en la ONG VIENTOS LIMPIOS de la Villa 21-24

¿Cómo y cuándo surge la idea de poder organizar una Asociación Civil de Colombianos y Colombianas?
La Asociación se conforma hace un poco más de un año, donde se logró nuclear diversas actividades sociales que tenían que ver por ejemplo con la Salud, el Deporte, el Medio Ambiente, y por supuesto toda la cuestión Cultural que se estaban haciendo por diferentes colombianas y colombianos, acá en Buenos Aires. Por eso decidimos encontrar un espacio entre todos, y lo mejor fue poder armar una asociación civil, sin ánimos de lucro, que permita reconocernos, y poder plantear discusiones, avanzando en los derechos migrantes que vivimos acá, o por lo menos de la colectividad colombiana.

¿Cómo vez el tema de la xenofobia, con respecto al tema del acceso a la salud?
Muchos de los informes emitidos por los medios de comunicación, apuntan a generar el fantasma de la xenofobia, que en un momento se pensó que ya estaba un poquito aplacado, creo que el derecho a la salud, y el derecho a la educación, es un derecho universal, por mayor ejemplo y que cabe destacar fue lo que hizo el presidente Evo, en Bolivia, de reconocer la salud como un derecho humano fundamental, incluso para los extranjeros, que estén en Bolivia.
Lo que nosotros tenemos que lograr es que cualquier latinoamericano, en cualquier parte de la región, tenga la misma atención en cualquier parte de latinoamericana y el caribe. Eso es fundamental y continuar avanzando en ganar derechos, y no retroceder un paso, porque vienen, no solo por los derechos de los migrantes, sino también por los derechos de todos los argentinos y las argentinas.
La Argentina está hecha por migrantes, hasta el mismo presidente tiene una ascendencia migrante. Y creo que empezar a darle fuerte a todos los migrantes que vivimos acá, eso querer reconocer la historia de la de cómo se conformó el país.

Es fundamental el poder empadronarnos, la participación democrática, por medio del voto, para poder elegir nuestros representantes, sino también, por la cuestión de la responsabilidad ciudadana, muchísimos de los extranjeros que estamos ya llevamos casi una década, o muchas más, por ejemplo las últimas encuestas que hicieron con la Embajada y la Universidad de 3 de Febrero, en lo que respecta a la colectividad Colombiana, más del 52% decide quedarse en la Argentina, después de haber terminado sus estudios, o solo porque quiere asentarse acá, en la Argentina estamos llegando aproximadamente a 50.000 colombianos y colombianas a nivel Nacional. Y estos más de 25.000 habitantes también tienen una responsabilidad social, civil y política al momento de vivir y escoger, residir acá en Argentina, por eso me parece fundamental difundir, y poder empadronarnos todos, y creo que debería ser de manera automática.

En tiempos electorales, de crisis, de falta de trabajo e incertidumbre sobre el futuro, la xenofobia y racismo, explotan, por eso es necesario que entendemos que de Argentina a México, conformamos una gran Nación, igualados por el idioma, las costumbres y algunas tradiciones, la culpa nunca la tiene “el otro”, todo es consecuencia de las decisiones políticas que toman determinados gobiernos, contra la xenofobia amarillista, solo la educación y las historias concretas como esta, son las que nos ayudan a poder ver la realidad.

¡Reviví la nota!

Mostrar más

Notas relacionadas

Back to top button
Close