Opinion

La inseguridad: el gran negocio de la realidad

Hay que tener mucho cuidado de cara a lo que se viene, la pròxima campaña electoral, porque el discurso en el que harán eje, será la solución mágica de lo que los grandes mentimedios han dado en llamar “la inseguridad”.

Por Sebastián Deferrari

El bolsonarismo autóctono se hace eco de la ultra-derechizacion de la política o si no lo quieren ver de forma tan alarmante, de los buenos resultados que da en las campañas políticas el discurso de la mano dura.Ya han tenido buenos resultados acá, varios de estos representantes del punitivismo y la estigmatización de la pobreza y, además, tampoco debemos olvidar que no hace tanto tiempo (en términos históricos) tuvimos una sociedad que aplaudió primero y que luego toleró mansamente una dictadura de 7 años, que instauró el neoliberalismo a punta de fusil y de sangre. 

Hay que tener mucho cuidado con lo que se viene, hay que ser muy claros y muy contundentes para borrar el discurso de la mano dura, sabemos que la “inseguridad” no se resuelve con penas más brutales o con policías asesinando por la espalda con la bendición del poder político. La inseguridad se resuelve con los pibes en los colegios, en los centros culturales, en los clubes de los barrios y por sobre todo con los padres en los trabajos, para cubrir las necesidades básicas de cada hogar y para que hasta el goce y el disfrute sean parte de la vida de una sociedad mejor, inclusiva y con todos y todas disfrutando de los días más felices de nuestra historia, una vez más. Todo esto es justamente lo que vinieron a destruir y han destruido en gran parte en estos tres últimos años, por eso debemos evitar, por todos los medios, que vuelvan a repartir espejitos (globos) de colores y que nuestra sociedad le de lugar a los que ya han mentido y estafado en ultima la campaña política.

 Hay que tener cuidado porque, como ya hemos visto, el sujeto de su politica de seguridad somos nosotros, el pueblo. Los trabajadores, los docentes, los jubilados, los desocupados, los pibes de los colegios, cualquiera que reclame derechos, que pida justicia, que intente manifestarse en contra del modelo de exclusión y hambre que están imponiendo a fuerza de bala. Contra nosotros van a usar cada peso de los miles de millones que gastan en armar a sus esbirros, contra el pueblo victima de sus politicas y de su ambición ilimitada.

Tenemos la obligación de desarmar sus discursos de autoayuda y falsedades pero también debemos ser cuidadosos con nuestros compañeros, ya sabemos que no les va a pesar en la conciencia nuestra sangre y en nuestro pueblo, en nuestras luchas populares ya tenemos demasiados martires.

Show More

Notas relacionadas

Back to top button
Close