ColectividadSociedad

El comercio que pocos conocen

Hugo Gonzalez es el Presidente de la Feria de Bonorino, que contiene el flujo comercial más importante en villas de la Argentina. Pasó por #Mundovillaendtv y habló sobre su trabajo y sobre el mundo de la feria.

La feria tiene más de 40 años y nació en el barrio por las necesidades de trabajo que hay. “La base está conformada por los micro-emprendimientos de personas que producen poco y luego van a vender sus productos, por ahí circulan más de 25000 personas por domingo”, dice Hugo González uno de los fundadores de la feria.

PH: Otro pana en Argentina

La mayoría de los productos son económicos, precios razonables y acordes a los ingresos de los vecinos del barrio, por eso la gente del Bajo Flores y de otros barrios eligen comprar allí.

“La mitad de los comerciantes pertenecen a la Villa 31, otros de Barrio Rivadavia y del Bajo Flores, a través del tiempo se ha formado un paseo cultural, de paraguayos, peruanos, pero sobre todo, bolivianos. Estamos hablando de más o menos 2000 puestos, donde se puede conseguir frutas y verduras, también indumentaria de todo tipo”, dice Hugo – “Por suerte los micro-emprendedores están a la orden de la moda y la producción es muy buena”.

PH: Otro Pana En Argentina

“Además de las cocinas de comidas típicas de cada país, los feriantes aportan un precio mínimo, para mantener la limpieza y la seguridad del lugar. Nosotros creemos que es muy importante que los bancos ofrezcan alternativas accesibles para los comerciantes, porque la digitalización de los comercios es una necesidad, además de poder generar confianza en los bancos, por ejemplo, cuando fue el corralito, le agarro a todo a el mundo, menos a los bolivianos, porque nosotros guardamos la plata bajo el colchón” dice y ríe Hugo González, mientras da un ejemplo claro, de los motivos de desconfianza que se le tiene a los bancos en los barrios populares.

“La Feria es el termómetro de la situación del país, donde estamos casi todos caídos, pero adelante, la gente viene a trabajar, pero vende menos, además los puestos tienen menos capital para invertir, y allí solo la gente viene a vender para ganarse el pan de cada día” cuanta Hugo González.

Tags
Mostrar más

Notas relacionadas

Back to top button
Close