Miércoles 16 de Enero de 2019 -

Secciones Opciones
Contacto
Urbanidad
Viernes 14 de Diciembre de 2018

Se aprobó la ley de reurbanización de Villa 31

La ley para la urbanización del barrio Padre Carlos Mugica, más conocido como Villa 31 de Retiro, fue aprobada este jueves por la Legislatura porteña que habilitó el plan de obras que prevé la construcción de viviendas, mejoras en las existentes y la conectividad de servicios

La ley para la urbanización del barrio Padre Carlos Mugica, más conocido como Villa 31 de Retiro, fue aprobada este jueves por la Legislatura porteña que habilitó el plan de obras que prevé la construcción de viviendas, mejoras en las existentes y la conectividad de servicios, así como la tenencia de las propiedades para los vecinos mediante planes de pagos.

La votación
La iniciativa fue aprobada con 36 votos positivos de la bancada oficialista y el Socialismo, 13 negativos y 11 abstenciones; durante la última sesión ordinaria del año de los diputados y recibió así la sanción final ya que se encuadra dentro de las normas 'de doble lectura' que implica dos debates en el recinto.

En esta oportunidad y al igual que en la primera sanción, el debate de los diputados se dio en medio de un fuerte operativo policial en la zona de la Legislatura que incluyó un vallado y bloqueo peatonal; en tanto que habitantes de la Villa 31 siguieron las instancias de la discusión en las gradas del recinto, desde donde hicieron escuchar las dispares posturas frente a la medida.

El reclamo de los habitantes de la Villa 31, donde viven unas 40.000 personas de acuerdo al último censo poblacional, aludió que el diseño del proyecto de urbanización no contó con la participación vecinal y consideraron que 'es expulsivo porque facilitará que el mercado inmobiliario compre los terrenos'.

Antes de la votación, la legisladora de Vamos Juntos y presidenta de la Comisión de Vivienda, Lía Rueda, dijo estar convencida de 'estar haciendo lo mejor para todos los vecinos del barrio'; en tanto que su colega de bloque Omar Abboud consideró que 'el proceso de urbanización se va a iniciar y es un avance'.

Por su parte, la legisladora de Unidad Ciudadana Paula Penacca, quien se opuso a la votación, aseveró que 'lo que está en juego en este proyecto es la posibilidad de los vecinos de acceder o no a una vida digna'.

El proyecto
La ley aprobada apunta a la urbanización del barrio a través de la construcción unas 1.200 nuevas viviendas y un plan de de mejoramiento de las existentes que consistirá en dotar a las unidades de conectividad de infraestructura para la red de agua potable, energía eléctrica, desagüe cloacal y pluvial; y la disposición de oferta educativa, sanitaria y de movilidad.

También, se facilitará una regularización dominial mediante la escrituración de las propiedades 'una vez que las viviendas se encuentren en condiciones jurídicas de escriturar y estén conectadas a los servicios públicos'.

Con ese fin, prevé que los habitantes que se instalaron en las últimas décadas en lo que eran tierras fiscales podrán ser adjudicatarios de las propiedades a través de una contribución que estará a supeditada a 'la medida de sus capacidades y sin perjuicio de su subsistencia' y en un plan de pagos que no estipula un tope de cuotas.

Además, la urbanización estará acompañada por otras intervenciones en la zona como la construcción de la sede del Ministerio de Educación y un polo educativo y un puente peatonal en el cual se instalará una sucursal en el país del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Para ello, justamente, los diputados también aprobaron la cesión de la Ciudad al BID para su uso de manera gratuita y por 100 años del espacio en el cual se levantará el puente que también unirá a la Villa 31 y con la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, en la parte este del barrio de Recoleta.