Martes 25 de Septiembre de 2018 -

Secciones Opciones
Contacto
Sociedad
Jueves 13 de Septiembre de 2018

Marino Sosa: "Siempre está el temor de la erradicación"

Marino Sosa, delegado y vecino histórico de la Villa Rodrigo Bueno, pasó por el piso de Mundo Villa en Diputados Tv y habló sobre la historia de construcción del barrio y sobre los procesos de urbanización.

  • Marino Sosa, delegado de la Villa Rodrigo Bueno.




¿Qué es lo que recordás de los primeros años cuando llegaste al barrio?
Las chapas de tu vivienda y los agujeros del techo. Mucho barro. No tener agua, luz, los servicios y pelear, juntarse con los vecinos, tratar de organizarnos, intentar sobrevivir. Porque cuando uno es parte de una villa, lo que uno hace, es sobrevivir, y eso todos lo saben. Después viene el progreso de a poco, también tenemos que cargar con la estigmatización que muchas veces, cuesta revertir,  y que deberíamos de hacerlo, porque la palabra villa debería ser sinónimo de trabajo, de progreso; pero la palabra, por lo menos hasta hoy tiene otro significado.

¿Cómo está el barrio ahora?, ¿Cómo están viviendo el proceso de urbanización? 
En términos generales, en Rodrigo Bueno hay un proceso de re-urbanización y de urbanización que veníamos peleando hace mucho tiempo, y que ahora se está dando, pero dentro de este proceso también surgen cuestiones, problemas, cosas nuevas que a veces uno no lo tiene pensado y este es un proceso que lo venimos trabajando en consenso con los vecinos y con el IVC, que es nuevo para todos. Además es algo que nunca se dio dentro de la historia argentina y de la ciudad, este tipo de urbanizaciones en el cual también se deben integrar en el sentido general. No solamente hacer las cuatro paredes, este es un proceso de muchos años, hay que recordar que el mundo de las villas y asentamientos viene desde hace más de 60 años, en el cual la desidia del Estado fue fuerte y la costumbre que nosotros llevamos para afrontar esa desidia también. Pero en lo concreto, están construyendo 614 módulos de vivienda y ahora estamos con el tema de la adjudicación de esas viviendas es complejo, porque están los que se tienen que trasladar y los que se ven afectados por la apertura de calles. También estamos trabajando para ver cuánto va costar un departamento y cuánto va a costar el mejoramiento de la vivienda dentro de lo que es el “casco histórico”. También se está trabajando con un CPI y un espacio gastronómico. En Puerto Madero, ya se está construyendo una escuela inicial pública porque la idea es que la gente salga, que no sea un gueto.

¿Cuál es el principal problema que trae aparejado este proceso de urbanización?
Generalmente sigue la desconfianza, o la inseguridad respecto a los problemas de la luz y el agua y al ver la presencia del Estado, el vecino es medio impaciente. A pesar de haber soportado muchas otras cosas.


¿Cómo ves al gobierno absorbiendo los problemas con los que carga el barrio, frente a lo que se está construyendo?
Lo que nosotros no queremos es que a futuro sea un “barrio nuevo” y “un barrio viejo”, sino que sea un solo barrio Rodrigo Bueno, y eso es complejo. Por eso nos manejamos con una Mesa de Gestión participativa en donde hay instituciones públicas, como la Defensoría del Pueblo, la Asesoría Tutelar, entre otras. Y es ahí donde se plantean los pedidos de los vecinos, a través de una agenda en esa mesa de comunicación.


¿Cómo vive el vecino esta crisis que estamos enfrentando ahora?
La situación es compleja, siempre tratamos de sobrevivir como podamos más allá de la situación económica del país. Nosotros vemos a la urbanización, la vemos presente y eso es como que de alguna manera apacigua la situación, frente a todo lo que está pasando.
Dentro de la ley, está implícito que el 20% de la mano de obra de la urbanización debe estar compuesto por vecinos del barrio, y dentro de ese grupo, el 30% debe estar ocupado por mujeres, para que se logre una economía que circule dentro del barrio.

Como un referente de Rodrigo Bueno: ¿Qué les decís a los jóvenes?
Ellos son muy importantes porque ellos van a ser el futuro del barrio, hace falta trabajar y concientizar, deberían aprender a valorar el trabajo que venimos haciendo desde hace muchos años. Ellos deben ser parte de Puerto Madero, de San Telmo, estamos creando un puente cultural y gastronómico. Y que a futuro puedan sostener al barrio, porque siempre está el temor de la erradicación y gentrificación, por si no se puede sostener el departamento de las nuevas viviendas. Estos jóvenes deben trabajar y estudiar para poder hacer honor a un barrio que resistió y peleó desde siempre.


Reviví el programa en: https://www.youtube.com/watch?v=tLlPaUpVh1Y