Martes 25 de Septiembre de 2018 -

Secciones Opciones
Contacto
Sociedad
Martes 04 de Septiembre de 2018

Se cumplen 8 años de la fatídica muerte de Adams Ledesma

Se cumplen 8 años del asesinato de nuestro amigo, referente y dirigente social Adams Ledesma.

Hace ocho años pensamos qué sería de Mundo Villa y de cada uno de nosotros si no hubiese existido esa madrugada nefasta, qué hubiese sido si la ambulancia hubiera llegado a tiempo y no 3 horas después cuando ya no se podía hacer nada, qué hubiese sido si Adams, nuestro amigo, nuestro compañero no hubiera sido asesinado.

Adams fue un revolucionario, no hay que temerle a esa palabra, por más que cada vez que se la escuche uno piense que es demasiado, porque inmediatamente aparece la figura inconmensurable del Che. Pero sin dudas Adams fue un revolucionario, porque cambió un orden establecido, porque vio algo que antes nadie había visto, porque llevó adelante su utopía. Porque hay un antes y un después de Él, innegable, alguna vez su figura, con el paso del tiempo que va quitando del medio a los falsos héroes y pone en su lugar a cada uno, va a valorar su rebeldía en la medida justa.

Antes de Adams nadie había pensado que era posible que la gente de los barrios más pobres, en este caso las villas de la Ciudad de Buenos Aires, tenían el derecho (y también la obligación) de hacer escuchar su voz. Contar las historias para no ser contados por otros, los otros de siempre, los dueños de todo, los que ponen por encima sus intereses y bastardean la verdad, el periodismo, la vida de las personas.

Esa fue la revolución de Adams, fue el primer periodista salido de una villa y más que un periodista fue el fundador de un medio de comunicación y de una idea, que se fue construyendo colectivamente, de romper con las barreras de estigmatización y los prejuicios de toda una sociedad hacia las villas. Algunos de sus sueños se llevaron a cabo mucho tiempo después y algunos, todavía hoy, siguen siendo luchas cotidianas, pero sin dudas el recuerdo de Adams y su ejemplo son el motor que hace que sigamos mirando con esperanza el futuro, sabiendo que tenemos que seguir peleando por necesidad, por convicción y sobre todo por Adams.