Martes 25 de Septiembre de 2018 -

Secciones Opciones
Contacto
Sociedad
Viernes 15 de Diciembre de 2017

La Fundación de los Colores: generar oportunidades y derribar prejuicios

Hace dos años que Nathalie Stevens fundó un espacio que rompe prejuicios a través del arte de maquillar y que además genera nuevos oficios en los contextos menos pensados. Ella pasó por el programa radial Mundo Villa Informa y charló sobre este proyecto.

“La Fundación de los colores” es un proyecto que interviene de manera positiva, la vida de las mujeres que están en situación de vulnerabilidad a través de un oficio: el maquillaje profesional. La creadora de este espacio es Nathalie Stevens, una mujer que trabajó durante más de 20 años en empresas multinacionales de cosméticos y que decidió emprender el mundo de la belleza y el arte desde un costado social.

Nathalie prefiere decir que su proyecto no ayuda a las mujeres, sino que les genera oportunidades para alcanzar el éxito. Hace dos años que se puso al hombro, el propósito de generar un cambio cultural en muchas mujeres a través de los colores y la pasión por el trabajo.“Enseñamos desde la competencia técnica que es maquillar, la comercial que es cobrar y la social que es relacionarse y conseguir clientas".

La Fundación nació en el Hospital Ramos Mejía, en una clase que se dictaba a los pacientes. El impacto fue tan grande, que de manera inmediata Nathalie buscó llevar el proyecto a más barrios.

¿Cómo fue expandirse?
-Después de Ramos Mejía, nos prestaron un espacio en Recoleta y nos costó un montón llegar a la gente de la 31 y de la 1-11-14 y ahí comprendimos que era el lugar, teníamos que entrar a los barrios.
En las villas de capital hay una oferta extrema y en los barrios del conurbano no hay nada, un abandono total, incluso la zona sur de capital. Cuando te metes al gran Buenos Aires, no llegan las organizaciones. El otro día estuvimos en Florencio Varela y nos agradecían muchísimo, porque no llega nada. Nuestro principal miedo era que a medida que nos fuéramos expandiendo, perdiéramos la calidad del curso, y al contrario como todas las capacitadoras son maquilladoras egresadas, cada vez son más exigentes.

"Nuestra misión es concientizar a todas las mujeres sobre todo su potencial", ese según Nathalie es uno de los principales objetivos que tienen. Romper los propios prejuicios de las mujeres que se acostumbraron a ser indiferentes frente a esos oficios y a la sociedad que los rodea. "Nuestra principal lucha es contra el ¨no puedo¨ de las mujeres. Cuando se rompe ese discurso es increíble", dijo.

Los cursos de maquillaje profesional, son dictados por profesionales y utilizan productos cosméticos pigmentados de  la mejor  calidad, para poder capacitar a las mujeres y hacerles notar la diferencia entre los productos más comunes. Las clases duran tres meses, una vez por semana, dos horas y media. Arrancan en dos faces a mitad de marzo y en la mitad de agosto, para coincidir con el ciclo lectivo. Actualmente trabajan en 16 localidades y su próximo objetivo es llegar a 24 el semestre que viene, 23 en Capital y GBA y 1 en Rosario.

"Quiero destacar algo que es muy importante, nosotros no damos títulos intermedios y eso nos lo critican un montón y eso lo hacemos a propósito porque yo veo que en los barrios hay una cultura de acumular títulos, diplomas, pero que después no logran trabajar de eso. Por eso es que nosotros fomentamos el concepto de oficio y te damos todas las herramientas para que tengas un oficio. Si vos no egresas, no te damos ningún certificado", dijo Nathalie Stevens, fundadora.

¿Cómo es el proceso  de enseñanza durante las clases y una vez finalizadas?
-Nosotros dictamos los cursos en los barrios, son super exigentes pero tiene también un tremendo acompañamiento, así que damos exigencia pero estamos ahí, al lado, paso a paso. Si aprobás los exámenes y mandas las tareas, te aprobamos. El día en que te egresas, entregamos el diploma que está avalado por la Universidad Flores, que es el único curso de maquillaje en la Argentina que tiene aval académico. Damos las herramientas de trabajo con el que se tomó todo el curso y las financiamos. Damos los maquillajes y el uniforme que nos financió Martín Churba, en 12 cuotas fijas de $875 que eso equivale a dos trabajos de maquillaje en los barrios. Entonces de esa manera vos podes acceder a tu equipo de trabajo y por otro lado pasas a formar parte de la comunidad de La Fundación de los Colores y lo que hacemos ahí es articular con otras empresas y organizaciones para que tengas acceso a otros eventos o actividades sociales.

La Fundación de los Colores trabaja en contextos de mucha vulnerabilidad y cuando visibilizan algún foco extremo buscan realizar alianzas para poder otorgarles becas durante el curso. "Nosotras consideremos que cualquier ingreso es necesario para esa casa", agrega Nathalie. "Imaginate cuando llegamos al tercer cordón del conurbano y les decimos que vamos a dar un curso de maquillaje, les vamos a financiar las herramientas de trabajo y que después van a poder estar en eventos en el Hotel Sheraton. Nos miran como si fuéramos extraterrestres y lo peor es que sienten que ellas no pueden, que ellas no son las personas indicadas para eso", agregó.

Nathalie cree que es importante seguir creciendo en otros barrios para integrar a todas las mujeres al mundo de la diversidad de colores y oportunidades. Para seguir ayudando y colaborar con el quipo de La Fundación de los Colores, pueden hacerlo a través de su página de facebook.