Sociedad

Apareció Maia! Viva!

Después de 3 días, intensos, apareció, sus fotos y su historia llego miles de personas, después de muchos años, por fin una nena, y una familia, en situación de calle, fueron noticias, no por robar algo, sino por la presión social para que por lo menos, en un momento, Maia y su familia conozcan algo de lo que se llama “justicia”.

¿Dónde va a volver ahora? ¿A su “casa” al lado de la autopista?, no va a volver a la escuela, ¿va a seguir cada día, de este frio que viene, nuevamente sin abrigos?…ese sería un triste volver a la rutina…
Pero vamos paso a paso, para conocer esta historia, los vecinos de Maia, de Lugano, fueron fundamentales…cortando la autopista, haciendo vigilia allí, difundiendo por redes sociales, la prensa también, aunque una periodista no sabía cuál era el intendente de Villa Lugano, eso también sirvió para contextualizar, como vivimos y como nos ven, y dar una vez más la prueba de que la Cuidad, inconscientemente termina mucho antes, que los que marca los Gral. Paz.


Los vecinos de Maia, hacían mate cocido, ollas populares, carteles, y todo lo posible para seguir pidiendo que no dejen de buscarla, que la encuentren por favor! Y hablaban con los medios, con las familias, con los amigos….todos pidiendo que aparezca, y apareció!
Una vez más se muestra la solidaridad, el amor, y la red que uno genera en el barrio…


Pero también se muestra la sociedad tan desigual en la que vivimos, la pobreza extrema y la indiferencia con la que se convive muchas veces, donde hay personas que viven con mucho más de lo que necesitan, y otros que ni siquiera alcanzan a juntar el dinero que se necesita para vivir un día. Todo el show mediático policial, una vez más tuvo su polémico protagonismo, un señor en bicicleta con una nena, llegaron a Lujan y recién al tercer día pudieron encontrarlo, mínimo, debería generar una autocrítica “para los guardianes de la ley”.
Celebramos que Maia aparezca viva, que gracias a este incidente tan triste, una vez más se note las diferencias tan grandes que con la que diariamente nos encontramos, y lo vemos y muchas veces, o todas las veces, solo seguimos de largo…..
Estadísticamente, para quienes les gusta los números, hay una cantidad infinita de personas en esta misma situación, viviendo en la calle, viviendo bajo un puente o al lado de una iglesia, muchos otros, ni siquiera pueden llegar al límite de la canasta básica mínima para “no ser pobre”, y otros multiplican dólares, fugan capitales, no pagan el impuesto a las grandes fortunas, y podríamos seguir….
Esperemos que como sociedad, mejoremos todos los días, porque compartir los carteles, es necesario, para pedir justicia o exigir un reclamo, pero mucho más necesario es poder todos los días pedir, trabajar y militar o mojar la camiseta por vivir en un país en donde realmente haya justicia social, y todos los entes estatales, estén puestos para los que más necesiten.

Mostrar más

Notas relacionadas

Back to top button
Close