Sociedad

Adiós a Jorge Coscia, el militante de la Izquierda Nacional que desde la Cultura luchó por los barrios más humildes

Falleció Jorge Coscia, militante de la Izquierda Nacional, promovió la fórmula Perón-Perón junto a Abelardo Ramos. Cineasta y ex Secretario de Cultura. Fue el funcionario que más visibilizó las villas desde la Cultura e impulsó la Casa de la Cultura de la Villa 21 Barracas, el Centro Cultural más grande que hay dentro de un barrio popular. Sus restos serán despedidos el día sábado en el Congreso Nacional.

Hubo un tiempo en el que dejamos de ser invisibles.
Ese tiempo fue el tiempo en el que Jorge Coscia estuvo a cargo de la Secretaria de Cultura de la Nación desde el 2009 hasta el 2014.
En ese breve pero tremendamente convulsionado y revolucionario tiempo pudimos ver como nuestros sueños se hacían realidad y como ni siquiera los sueños nos alcanzaban para todo lo que sucedió en nuestros barrios.
Nos atrevemos a decir que, por primera vez en nuestra historia, el Estado se hacía presente en nuestros barrios con otro organismo que no fueran las fuerzas de seguridad. De pronto hubo alguien que pensó y llevó adelante una verdadera política cultural popular, pensada para todos y todas y alejada de la tradicional forma elitista de entender y trasmitir la cultura que lleva más de 200 años en nuestro continente.


Cineasta, escritor, militante de la Izquierda Nacional junto a Abelardo Ramos conformaron el Frente de Izquierda Popular (FIP) para promover la formula Perón-Perón y luego adherirse al justicialismo.

Diputado Nacional y Secretario de Cultura de la Nación son algunos de los títulos que podríamos mencionar, pero la verdad que en cada uno de sus roles fue su impronta popular y su mirada hacia los barrio más pobres fue una constante.


Las villas tuvimos el honor de contar con su apoyo desde el momento en el que fue designado como Secretario de Cultura de la Nación. Llevó adelante una verdadera revolución, siguiendo el legado de su mentor político Jorge Abelardo Ramos para poner en practica la integración de la Patria Grande que es realidad en nuestros barrios.

La Orquesta Sinfónica en Villa 31


Solo por mencionar algunos de los hitos más importantes que marcaron el rumbo de su gestión se realizaron los “Sábados Culturales” que llevaron a los artistas populares más reconocidos a cada barrio con un show de primer nivel. En ese mismo sentido fue que llevó a la Sinfónica Nacional a tocar para miles de personas en el Barrio Mugica (Ex Villa 31) en el playón del barrio y donde hasta se generó un problema de transito porque los autos que pasaban por la autopista que rodea al barrio se detenían entre la incredulidad y el asombro a ver y a escuchar ese espectáculo maravilloso.
Llegó el cine y el teatro del mejor nivel de nuestro país por primera vez a las villas y en cada pibe y cada piba estaba latente la seguridad de que ahora sí podían demostrar su talento, ahora sí era posible mostrar esa cara que tanto se empeñan en ocultar los medios de incomunicación, la riqueza cultural de los barrios y por sobre todo de los jóvenes que son los que llevan en su ADN la rebeldía.

Inauguración de la Casa de la Cultura de Villa 21

Solo para finalizar es imprescindible mencionar su mayor acto de grandeza y lo que dejará al compañero Jorge Coscia por siempre en el corazón de cada uno de nosotros en su gestión en Cultura en septiembre de 2013 trasladó la sede de la Secretaría de Cultura a la Villa 21 Barracas. Fue el primer caso en que un área con ese rango se instaló en una villa.
“Así como hay una soberanía de la economía hay también una soberanía cultural, que consiste en que tengamos cada vez una mayor capacidad de decisión para decir qué se debe editar, qué conviene estratégicamente que editemos, y no que se decida en las grandes capitales del mundo sobre los libros que podemos leer” supo decir a quienes quisieron escucharlo.
En la Villa 21 de Barracas fue donde se construyó en lo que era un galpón abandonado la Casa de la Cultura, único espacio de las dimensiones y la calidad que existe en una Villa en toda Latinoamérica.

Abelardo Castillo dice acerca de la muerte del Che:
“Al fin de cuentas la muerte, es la menos inesperada anécdota de la vida: la cuestión es no morir de muerte ajena, y el guerrillero que murió, vivió como había elegido. A eso, los que creen en Dios, por un malentendido lo llaman Salvación. Los que no creemos, también. Y yo hasta lo llamo no morirse, abolir la muerte: matarla.”
Hoy vamos a despedir a nuestro compañero con dolor y tristeza por supuesto, pero también sabemos que dejó una marca imborrable en muchos de nosotros, que a algunos su trabajo y su ejemplo nos cambió para siempre la manera de entender el mundo y ese legado es el que vamos a llevar para siempre en cada día de lucha para lograr que la integración social, urbana y cultural sea una realidad.

Mostrar más

Notas relacionadas

Back to top button
Close