1. ¿Quiénes somos?
  2. Voluntariado
  3. Contacto
Viernes 11 de Agosto de 2017

Boletines Solidarios: hay que salir a la calle!

En el programa radial Mundo Villa Informa, estuvieron Lucas Morales y Agustín Gosende, integrantes de "Botines Solidarios", organización que promueve la inclusión social a través del deporte en diferentes villas y en situación de encierro.

En el programa radial Mundo Villa Informa, que se emite los lunes y miércoles de 16 a 17 por Mundo Sur Fm, estuvieron presentes Lucas Morales y Agustín Gosende, integrantes de Botines Solidarios, una organización sin fines de lucro que promueve la inclusión social a través del deporte y sus valores, en diferentes villas y en situación de encierro.

MV: ¿Cuándo nació Botines Solidarios?
B.S.: Botines Solidarios nació hace 9 años, de la mano de un ex jugador de los Pumas, junto a sus amigos del Club Cuba que decidieron por medio del Rugby, empezar a devolver un poco a la sociedad y por el rugby mismo, un deporte que a ellos los hizo sentir muy bien durante su vida. Entonces decidieron hacerlo, pero rompiendo un poco con los estereotipos del rugby y dijeron porque no hacerlo en los lugares donde los recursos son menores.
A partir de ahí empezaron con un programa en su momento en 2001, que se llamó “Formando un Equipo”, donde buscaban reclutar chicos de distintos lugares y de distintos barrios y empezar a generar un equipo. Con el correr de los años la organización fue creciendo y actualmente además de estar trabajando en distintos barrios también estamos presentes en las cárceles y hay un programa que es a nivel nacional, donde Botines acompaña a los equipos en desarrollo que trabajan fundamentalmente en lugares donde las condiciones son más precarias y apoyando que no tiene que ver puntualmente con lo económico sino mucho más  con la contención, con poder establecer clínicas deportivas o clínicas de capacitaciones de gestión.

M.V.: ¿Cuándo empezaron a trabajar en las villas y cómo fue la recepción también de la gente?
B.S.: Esto comenzó en 2011 y la verdad que la recepción es al principio algo nuevo, distinto, entonces llama la atención y suma. Después se van generando grupos donde el contacto físico en el rugby y el hockey que sucede en los barrios genera una resignificación del contacto físico, donde antes un roce era una pelea y ahora un roce pasa a ser parte del deporte mismo, entonces va cambiando la idea de violencia física.
El proceso de la 31 fue bastante grande, rompiendo con las barreras territoriales que se generan en los barrios por ser diferentes sectores y la verdad que resignifica el contacto físico y genera vínculos en donde los chicos que antes estaban enfrentados por diferencias, ahora compartan tiempo y espacio a través de un deporte que no conocían y que transmite tantos valores que son necesarios para la vida y lo habitual que son trasladados a lo cotidiano. Por eso el éxito que se genera con el laburo, no solo deportivo sino con cualquier otro en donde se ofrece algo diferente a lo que la gente está acostumbrada en los barrios.
Donde existe la ausencia en hogares de padres presentes, entonces lo que buscamos es ofrecer un espacio de contención y formar personas, no solo jugadores. Los chicos toman esto como propio y la verdad que descubren vocaciones, talentos que no conocían y dentro de estos espacios de contención, un primer hogar, una familia, amistad donde reciben ese afecto que no poseen en lo cotidiano de sus vidas y la verdad es que estamos contentos de formar personas y de impulsar la educación a través de un deporte.

M.V.: ¿En cuántas villas están trabajando?
B.S.: Actualmente Botines está trabajando en Villa 20 y 21-24 y en ciertos barrios que están en zonas de vulnerabilidad como Cildañez, Barracas, Piletones y Lugano en esos seis barrios. Además, Botines está funcionando también con una sede en Rosario, en donde el trabajo lo realiza otro ex jugador de Los Pumas, Leandro Lobrauco y lleva el rugby a 4 barrios, Deliot, Parque del Mercado, 7 de Septiembre y Las Flores. También el programa nacional llegó a Suipacha, en la provincia de Buenos Aires, expandiendo aún más.

M.V.: ¿Cómo hicieron los profesores para integrarse al equipo? ¿Cómo es llegar a una villa y encontrarse con diferentes realidades, cómo se maneja eso?
B.S.: Al principio cuando arrancó Botines Solidarios surgió a partir del vínculo con profesores que estaban impulsando el rugby en la 31, y en esta idea y sueños de este ex puma junto a sus amigos, buscaron acercarse a estos profes que estaban desarrollando rugby en la misma situación y contexto en el que ellos querían impulsar. Entonces fueron los primeros profes en su momento, con el tiempo los chicos que estaban y que eran beneficiarios de la actividad, fueron formándose no solo como jugadores sino como personas y capacitados para poder dictar entrenamientos, desde animarse a pararse adelante del grupo y empezar a replicar lo mismo que habían hecho con ellos, con esta ideología fuerte de generar más oportunidades. Contentos de recibir y querer replicar de la misma manera, en otros lugares y otros barrios, en otros contextos y marcar un antes y un después en la vida de muchos jóvenes, no solo en los barrios sino en situación de encierro y con este programa a nivel nacional que es Rugby Social Argentino. Pero la verdad es que es muy diferente practicar rugby en un club, que en el barrio.

M.V.: Más cuándo se parte de que la idea de rugby es para la zona norte, la más cheta y que en las villas eso no sucede 
B.S.: En realidad, es algo de las distintas cuestiones que se crean en el inconsciente colectivo y creo que en realidad carecen de sentido y muchas veces son las organizaciones que presiden este tipo de juegos son los que hace que sean elitistas. Nosotros siempre decimos lo mismo y es un ejemplo que solemos darle a los chicos en cualquier ámbito, las condiciones las pone uno y en realidad con una pelota, al igual que con el fútbol ya se puede jugar. 
Entonces no se necesita nada más que voluntad, a actitud que no se negocia, la solidaridad, el respeto, la pasión y la integridad dentro del juego que para nosotros son los cinco valores fundamentales y lo que tratamos de aplicar dentro de nuestra metodología de laburo.
Con eso ya se le puede dar para adelante y está buenísimo lo que genera en los chicos, me parece que la pregunta de cómo entrar en un barrio, es que una pelota ovalada volando ya llama la atención y a partir de ahí es como mágico, todo se va generando a partir del juego. 

M.V.: ¿Hay alguna posibilidad de que el chico además de ser profe, puede jugar en algún club de rugby?
B.S.: Lo que pasa con este tipo de posibilidades es que los chicos aprenden el deporte en su propio territorio con vecinos y amigos con los que generan una hermandad y la verdad que la posibilidad de poder vincularse con otro club para poder desarrollarse aún más a nivel deportivo existe y hay chicos que están participando de las actividades en clubes, no solo con el rugby sino también con el hockey.
Pero más allá de que ellos puedan vincularse con otros clubes no es que se olvidan de su lugar de origen y todo lo que aprenden y desarrollan en otros clubes lo trasladan a su barrio para potenciar lo que están haciendo.
 
M.V.: E incluso lo valoran mucho más, ¿tienen convenios con algún club?
B.S.: Estamos muy vinculados con muchísimos clubes, no solo de rugby social, clubes y equipos de formación sino también con clubes de unión y de hecho si existe la posibilidad y hay una amplia red de organizaciones con las que estamos en contacto, con quienes venimos generando muchísimos encuentros a lo largo de este tiempo y compartiendo muchísimas experiencias, abriendo puertas para que los chicos puedan desarrollarse. 
Y lo que sucede es también es un poco la falencia que tiene el proceso del rugby social o del hockey social es muchas veces la falta de competencia porque por distintas cuestiones, al no pertenecer a una unión se forman distintos grupos de trabajo que están muy relacionados y que fueron surgiendo a través de distintas carencias pero que con la actitud y ganas de jugar es muy difícil el tema de los viajes y traslados y ahí si es donde surge la necesidad de los chicos de decir, quiero tener más competencia y jugar en otro lado, ver si verdaderamente soy tan bueno cómo está pasando acá. Y ahí por ejemplo en el caso del BUS, los chicos se van a San Lorenzo, Floresta. Nosotros tratamos de establecer los vínculos con los profesores y los chicos, en Vilo, CUBA, GEBA, Racing en rugby y hockey.

M.V.: ¿Chicos como arrancó el trabajo en las cárceles y como funciona actualmente?
B.S.: Estamos trabajando hace más de tres años, comenzamos con el trabajo en situación de encierro a través de una alianza con el servicio penitenciario bonaerense, trabajando en diferentes unidades de La Plata, la Unidad 54 de Florencio Varela, también en la 9, 1, 45, 47, en la Unidad 19 de Ezeiza con adultos, estamos hace cinco meses y son los que transitaron más de la mitad de su condena y hoy tienen privilegios de salidas y en tres institutos de menores que son el Belgrano (jóvenes de 17 a 21) y el Agote para jóvenes de 16 a 17 años. 

M.V.: ¿Cómo se transita en el día a día después de tantos años de trabajo?
B.S.: Justo en este caso particular somos nosotros dos (Lucas y Agustin) los que llevamos adelante el programa en cuanto a lo deportivo y en lo que tiene que ver con el desarrollo humano. Hay un grupo de voluntarios que colaboran con nosotros, actualmente son un gran número, la verdad es cárceles suele ser muy motivador para los voluntarios y creo que como todo en la vida cuando uno le pone pasión y le gusta lo que hace, no se hace tan difícil. Después si hacemos un trabajo constante y semanal donde se proyectan y planean un montón de cosas. Se plantea mucho el tema de estar siempre motivados en todo lo que estamos haciendo, los resultados se ven en los chicos, el llegar, un abrazo, el que estén contentos porque uno llega a darles una oportunidad diferente, las devoluciones que muchas veces nos dan. Nosotros cada cuatro encuentros, hacemos charlas motivacionales de desarrollo humano, en donde ellos nos cuentan qué es lo que han aprendido hasta acá y relacionarlo sobre todo con el tema de valores. 
Botines tiene una idea de trabajo que está muy relacionada con el hecho de decir “enseñamos y practicamos los valores en las distintas actividades deportivas”, ese es el trabajo que hacemos.
Planeamos entrenamiento, informes mantenerse preparado siempre para lo que viene a partir de la experiencia que ya tuviste, proyectando y soñando y nosotros creemos que la gente con la que trabajamos que en la mayoría de las veces están estigmatizadas son personas como cualquiera, que cometieron errores, sabiendo y no que lo hacían, porque cuando uno nace y se cría en un mundo violento de grande se hace lo mismo, entonces es muy fácil para alguien que tuvo todas las condiciones dadas entender que es lo que está bien y que mal, pero por ahí no es tan fácil para otras personas. 
Entonces a partir de ahí es estar motivados, generar un equipo, darles competencia, llevar a otros equipos, el de la 31 o el BUS, que se formó a partir de chicos de distintos barrios en donde trabaja Botines, decidieron unirse, después de pelearse cada vez que se juntaban y hoy son un grupo hermoso, llevan tres años y tienen un presidente, vicepresidente, están camino a la autogestión y ellos también van a jugar a las cárceles. Hay que empoderar a los jóvenes, muchas veces se pierde el tiempo y hay que salir mucho más a las calles, volver a las bases, al barrio. 

M.V.: ¿Tienen pensado seguir expandiendo el proyecto de Botines?
B.S.: Sí, claro. Me parece que el mayor crecimiento de este año se da en dar sin esperar nada a cambio y hacer, hacer y hacer se termina desencadenando en un montón de hechos positivos que sinceramente, estamos para crecer, estamos para hacer todo lo posible para estar en todos los lugares en donde podamos, porque creemos en todo lo que hacemos, para generar oportunidades. Nosotros nos quedamos mucho más con los procesos que con los resultados. Seguir creciendo y relacionarnos con mucha más gente. El próximo paso es estar en la unidad 4 de mujeres. Es fundamental la calidez humana y eso es lo que genera los resultados.

Más información en  http://botines-solidarios.org.ar/