Lunes 16 de Julio de 2018 -

Secciones Opciones
Contacto
Sociedad
Lunes 14 de Mayo de 2018

Comenzó el juicio a seis prefectos por torturas en Villa 21

Este viernes comenzó en la Ciudad el juicio a seis prefectos por hostigar y torturar a dos adolescentes en la villa 21-24 de Barracas, en septiembre de 2016.

 Se trata de un juicio clave. Porque podrían ser los primeros agentes en recibir una condena de prisión de cumplimiento efectivo en la gestión de Patricia Bullrich. Y porque las denuncias por casos de abuso de las fuerzas de seguridad y violencia institucional contra pibes pobres no deja de crecer.  

El padecimiento de Iván Navarro y Ezequiel Villanueva Moya se extendió entre la noche del 24 de septiembre de 2016 y la madrugada del 25. Todo comenzó cuando Iván vio que agentes de la Policía Federal habían detenido a su amigo Ezequiel, y se acercó para saber qué estaba pasando. Los policías le pidieron documento y lo requisaron. Enseguida, llegaron cinco móviles de Prefectura, con más de 20 prefectos. Los dos jóvenes fueron esposados y llevados a un destacamento de Prefectura. Tras una primera sesión de golpes y amenazas, fueron trasladados a un descampado frente al Riachuelo. Allí, nuevamente las torturas y humillaciones, y el robo de varias de sus pertenencias. Tras simulacros de fusilamiento, los dejaron ir.

El caso no difiere de otros tantos que tienen a jóvenes de los barrios más pobres como protagonistas. Pero adquirió visibilidad por la intervención de La Poderosa, el colectivo de militancia villera donde ambos participan. En tiempo récord para los plazos que suele manejar la Justicia, este viernes comenzó el juicio en el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 9. Los prefectos procesados -Leandro Adolfo Antúnez, Orlando Ariel Benítez, Osvaldo Alberto Ertel, Eduardo Sandoval, Yamil Alejandro Marsilli y Ramón Fernando Falcón, según consignó revista Cítrica- están acusados de los delitos de "imposición de torturas y robo, agravado por su comisión con arma de fuego (y por la condición de miembros de una fuerza de seguridad) en concurso entre sí". Están con prisión preventiva desde septiembre de 2016 y las condenas por los delitos que se les imputan pueden llegar hasta los 25 años de cárcel.

"Es importante lo que va a suceder con este juicio. No hay antecedentes de jóvenes de barrios humildes, que suelen convivir con la violencia de las fuerzas de seguridad, que hayan llegado a juicio contra la Prefectura. Ni tampoco que el proceso judicial haya sido tan rápido; es absolutamente atípico. Nosotros no tenemos dudas de que esto se logró por toda la visibilidad que le dio La Poderosa", dijo a Cítrica Agustina Lloret, una de las abogadas del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que representa a las dos víctimas junto con La Garganta Poderosa.

Sobre el avance del juicio y una eventual condena, la abogada Gabriela Carpineti –representante de Iván junto a su par Nahuel Berguier- dijo a esa revista cooperativa que “sería un mensaje muy fuerte hacia los subordinados, y también hacia la conducción política de la fuerza, que son Patricia Bullrich y Mauricio Macri. Tener seis prefectos condenados en dos años y medio de gestión, es un mensaje que la Justicia argentina debería dar, y también sería bueno que demuestre independencia: deberían mostrar independencia judicial con respecto al poder político y custodia de las garantías y las libertades".

Fuente: http://www.nueva-ciudad.com.ar/