Jueves 24 de Mayo de 2018 -

Secciones Opciones
Contacto
Urbanidad
Martes 08 de Mayo de 2018

Piter Robledo impulsor del programa "Casa del Futuro"

El proyecto de la “Casa del Futuro” en Villa jardín tiene la particularidad de haberse construido en tiempo record además de haber logrado convenios con fábricas y empresas de la zona lo que hace que quienes hacen los cursos de oficios puedan emprender o tener una rápida salida laboral.

Entrevista con Piter Robledo. Presidente del Instituto Nacional de la Juventud. 
Lugar Villa Jardín, Lanús. 

Cuando llegamos a Villa Jardín el clima se presenta agradable, la vista nos ofrece decenas de casas en construcción de un lado, la villa del otro y en el medio una de las “Casas del Futuro” que parece literalmente sacada de otro contexto. Un microcine, sala de oficios, un SUM totalmente equipado para las clases de danza, una sala de música totalmente acustizada y un abanico heterogéneo de actividades para los vecinos. Todo de primer nivel.
Este proyecto que fue impulsado desde su génesis por Piter y su equipo de trabajo desde la Sub-Secretaría de Juventud del Ministerio de Desarrollo Social que dirige Carolina Stanley, y que hoy se va replicando en distintos puntos a lo largo y ancho del país. 

El proyecto de la “Casa del Futuro” en Villa jardín tiene la particularidad de haberse construido en tiempo record además de haber logrado convenios con fábricas y empresas de la zona lo que hace que quienes hacen los cursos de oficios puedan emprender o tener una rápida salida laboral. 
Cuentan con talleres gratuitos de expresión artística, capacitaciones en oficios tradicionales y digitales, actividades culturales y practica de deportes.   

                   
La oferta de cursos incluye robótica, nuevas tecnologías y codificación, clases de idiomas, artes marciales, yoga, baile, pintura, periodismo, fotografía, maquillaje, serigrafía y charlas sobre sexualidad, violencia y adicciones. Además hay clases de apoyo escolar, capacitaciones en alfabetización digital, orientación vocacional y puntos de Empleo Joven.
También es un espacio de contención, inclusión y encuentro ya que cuenta con un equipo interdisciplinario, que estimula, apoya y hace un seguimiento de los participantes.
En estos espacios Desarrollo Social busca generar iniciativas con salidas laborales concretas, espacios lúdicos y de socialización, que promuevan la participación en los programas de chicos con discapacidad.
Nuestro entrevistado no tarda en llegar y apenas lo hace se sumerge en una reunión con los coordinadores del lugar “Yo vine a trabajar” dice a uno de sus colaboradores sin vernos, cuando repara en nuestra presencia nos saluda con amabilidad pero urgencia. Pese a su juventud parece tener todo bajo control, reparte decisiones y unos minutos después está listo para la entrevista.
              
¿Cuánto cambio tu mirada desde que arrancaste hasta ahora?
Cambio bastante, sin perder la raíz, siempre me gusto la política social, por el hecho de que me parece muy injusto y muy loco que alguien por el simple hecho de nacer en una vereda distinta, en una calle distinta, tenga agua corriente y cloaca, una escuela que funcione o un hospital donde ir si hay una necesidad, entonces la raíz no cambio. Eso fue lo que siempre me motivo a hacer política, a trabajar en el gobierno y sobre todo en lo social ahora. 
Yo laburé mucho tiempo en la Cuidad con María Eugenia Vidal, y hace dos años con el gobierno nacional, y me encontré con un país muy distinto, donde no tiene nada que ver lo que pasa en Jujuy, con lo que pasa en Tierra del Fuego, o en la 1 11 14, donde las necesidades y los proyectos son muy distintos. Y también conocí un país que está lleno de prejuicios, donde muchas veces se piensa que por vivir en un barrio o vivir en una villa no se tiene emprendimientos, proyectos, y yo me encontré todo lo contrario, donde capaz lo que falta es la cloaca, el agua corriente o el asfalto, pero no faltan ni las ganas, ni la fuerza....y eso fue lo que aprendí estos dos años, la fuerza de los barrios, que de pronto vas a un barrio y hay un profe de futbol o un centro cultural....que le falta todo, pero todos los días reciben a cien jóvenes, y vos decís ¿y cómo hacen?, bueno me parece que eso sale de esa fuerza, que es la que yo aprendí. Y aprendí a acompañar esa fuerza, el rol de quienes somos servidores públicos es justamente eso, poner a disposición lo que de manera transitoria administramos para que le llegue a la mayor cantidad de gente posible.

¿Como fue la transición de militante a funcionario público? 
Y es como el paso del sueño al hecho. Creo que lo que lastima a la humanidad es la indiferencia, mirarte tu propio ombligo, ir por la calle y que no te importe lo que le pasa al otro, y creo que los que estamos en un partido político, en una ONG, una iglesia, asociación, un centro cultural, es porque no nos da lo mismo lo que pasa, queremos involucrarnos, ahora cuando tenemos la enorme responsabilidad de administrar recursos públicos, y que una mano pueda firmar proyectos y transformar es mágico lo que pasa. Vos pensa que estamos parados hoy en un lugar de 800m2. en Villa Jardín, donde yo vine hace un año y medio.....y esto era un basural, (todo era un basural, lleno, lleno, lleno de basura), había una casilla donde se vendía droga, y el basural desapareció, el bunker del narcotráfico no está más, y hoy estamos en un lugar donde se viene a estudiar, se viene a aprender, a hacer proyectos, sueños, inauguramos una cancha de futbol para todo el barrio, donde estamos desarrollando arterias que conectan al barrio, no más con el afuera, porque ahora es un barrio, dentro de Lanús, un puente que se está construyendo que intenta conectar de manera más rápida con la Capital Federal. 
El día que inauguramos vine con mis viejos, mi vieja estaba emocionada, porque decía "Imaginate, de acá a 20 años esto va a seguir, y van a pasar otros chicos, otra gente, que van a estar aprendiendo, desarrollando su proyecto de vida acá", y eso es lo más lindo que tiene poder trabajar ya desde el Estado, pensar un proyecto, decidir y transformar.... así que a todos los que están en una organización, un Centro Cultural, un partido político, que sepan que no hay que bajar los brazos, y que traten de ganar....que traten de llegar para poder transformar desde raíz.

¿Como es articular con otros Ministerios? ¿Con quienes trabajan? ¿Como se llega a lograr todo esto que hacen?
Eso es lo más difícil que hay que hacer, intentar articular con todas las partes del Estado, pensar que el trabajo de un área del Estado va a transformar un barrio está mal. Yo creo que cuando se habla de narcotráfico, de seguridad, no se habla solo de patrulleros, cuando se habla de avanzar, de progresar, se habla de cultura, de educación, de salud, de políticas de género, de espacio público. Entonces no hay manera que no coordines con todos, es la parte más difícil, pero es parte del desafío que el presidente Macri invita todos los días. Y es lo que nos pide todos los días, tratar de conectar con distintos equipos, con planes en común, para tratar de llegar a la mayor cantidad de barrios. Porque si los ministerios van por un lado, la SECHI por el otro, el IVC por otro lado, hacemos todas acciones desarticuladas, mientras podríamos tener un plan en conjunto, para transformar de raíz, las cuestiones hay que trabajarlas de distintos lados. 

¿Que son las Casas del Futuro?
Siempre que uno va trabajar a los barrios donde falta todo, menos la fuerza, siempre se trata del "centro de abordaje comunitario", como una cosa que viene desde afuera a tratar de cambiar lo que pasa en el barrio.....y para mí no hay ningún abordaje, nadie tiene que abordar a nadie, las cosas se tienen que construir desde el barrio, con los valores del barrio....y nosotros dijimos esta tiene que ser una casa donde entre todos, Estado, empresas, ONGs, vecinos, y que piensen como quieren que sea el futuro del barrio.....y no pasa lo mismo en la Casa del Futuro de Devoto, de Villa Jardín, lo que va a pasar en Tierra del Fuego, en Lujan de Cuyo, porque en cada lugar hay una dinámica distinta, entonces lo que se quiere armar en las Casas del Futuro también es una familia, donde no solo se viene a hace un taller, acá hay chicos y chicas con sus problemas, con sueños frustrados, con proyectos a cumplir....la participación comunitaria es clave en proyectos como La Casa del Futuro, porque el Estado lo que pone es el edificio, después lo valores, las ideas, las hacemos entre todos, con el desafío más importante que es generar empleo. 

¿Como vez el futuro en cuanto al país y a lo personal?
Desde que nací creo que trato de ver de que las cosas van a ir para mejor, porque creo que la mirada negativa no aporta nada, yo veo un mucho mejor país, una mejor sociedad que la que teníamos hace 20 o 30 años, a nivel mundial, y creo que hoy la gente es mucho más consciente en cuestiones de género, en cosas que tengan que ver con políticas, que la teoría del derrame no va ni para atrás ni para delante, sino que las cuestiones de empresas y del Estado tiene que tener una visión social, y que construir capital social, y valor social, contribuye a mejorar la economía, la cuidad y mejorar la paz. Y lo vemos acá en Villa Jardín, y yo la verdad es que soy un entusiasta, ahora todos hablamos de urbanización, y no de separar a miles de familias de sus casas y tratar de acomodarlas en otros lugares, porque eso nunca va para ningún lado, siempre termina en conflicto, lo que hay que hacer en los lugares donde una gran cantidad de gente decidió establecer su vida, poner todo en formalidad, como lo que está pasando en el Barrio 31, que hay un antes y un después, no solo va a ser un aprendizaje para Cuidad, sino para toda la Argentina. Y lo que está pasando en Villa Jardín va a ser un antes y después, porque lo que se está logrando entre las asociaciones, los vecinos, el Estado y las empresas es casi imparable.