Lunes 16 de Julio de 2018 -

Secciones Opciones
Contacto
Sociedad
Martes 06 de Marzo de 2018

La Milagrosa, la voz de Juan y la radio

“La Milagrosa” radio que nació desde la locura de Juan Nuñez hasta plasmarse en lo más concreto de los sueños. Entrevista exclusiva.

*Por Gustavo Lara - Dalma Villalba e Isrrael Ledesma 
Juan Núñez director de Radio FM 100.9 “La Milagrosa” 

La luz de “Al aire” se prende y se escucha la voz de Juan; mientras se comunica telefónicamente con su columnista deportivo que desde sus vacaciones en Nueva York y mientras sufre las inclemencias de una nevada histórica habla de las novedades deportivas y de su fanatismo por el torito de Mataderos. 
Eso resume un poco lo que es hoy “La Milagrosa” radio que nació desde la locura de Juan Nuñez hasta plasmarse en lo más concreto de los sueños. 
Hoy desde la terraza de un club en Mataderos, ayer desde el corazón de “Ciudad Oculta” la Villa 15, y con la misma fuerza que lo caracterizó, esa que tras dos 
pre-infartos lo trajo a Buenos Aires desde su Misiones natal y lo hizo trabajar de cartonero durante años para lograr ese anhelo, una radio en la que pueda volcar sus ansias de comunicar en la que pueda dejar fluir su pasión, esa pasión que es la radio. 


¿Cómo arrancó la idea de tener una radio?

-Yo en realidad empecé a hacer radio desde muy chico, me dediqué durante varios años al periodismo deportivo y paralelo a eso empecé a hacer un programa solidario con el cual  se promovían eventos en Puerto Iguazú, Misiones, y todo lo que se recaudaba en estos eventos estaba destinado a chicos y jóvenes con algún problema de salud y que tenían derivación a Buenos Aires. Y a partir de ese trabajo me di cuenta que la radio daba mucho más que para hacer deportes, que podíamos hacer un trabajo social y solidario fuerte y a partir de ahí empecé a pensar en una radio propia, que sea totalmente solidaria.

Después de ese trabajo en Misiones ¿Cómo se pudo armar y proyectar una radio acá en Buenos Aires?

-Yo llego a Buenos Aires por un problema de salud producto de un robo, yo venía armando lo que iba a ser La Milagrosa en Misiones pero sufrí un robo y perdí todo el dinero que venía recaudando hacía varios años, sufrí dos preinfartos y vine a Buenos Aires para hacer un tratamiento médico cardíaco en el 2003 y por esas cosas de la vida terminé en Ciudad Oculta donde me radiqué con la familia. Trabajé durante cuatro años como cartonero, porque en ese momento era muy complejo conseguir trabajo y los dos primeros años como cartonero traté de instalarme en el barrio y después volví a pensar en la radio. Dos años después pudimos inaugurar lo que es La Milagrosa.

¿Cómo lo tomó el barrio y qué  lugar ocupa hoy La Milagrosa como medio de comunicación para el barrio?

-Y al principio era muy raro una radio, porque cuando comenzamos en el 2007 no había mucho auge de medios comunitarios y la gente no entendía muy bien qué es lo que veníamos a cumplir, así que teníamos que hacer todo un trabajo de hormiga desde abajo.
Y tuvimos la suerte de que paralelo a nuestro proyecto también arranca Sueños Compartidos, y en conjunto con la radio de las madres armamos un taller de radio que eso nos permitió incorporar una gran cantidad de gente al poco tiempo que estábamos al aire y sumar a muchos vecinos. Era lindo y raro a la vez porque la gente no entendía mucho la función de la radio, pensaban que íbamos a ser como las típicas radios comerciales que solo pasan música y fue un trabajo importante hablar con todos los vecinos interesados y contarles que nosotros además de pasar música íbamos a tener otro contenido, que esos contenidos tenían que ver con la problemática del barrio y poder darle difusión a esas cosas de las que nadie hablaba.
Con el tiempo se pudo instalar la idea y la radio también comenzó a crecer.

¿Por qué tiene el nombre de La Milagrosa la radio?

-Y es un milagro que yo esté vivo, en principio. Vengo de sufrir dos preinfartos y un cuadro de deshidratación. Terminé con muy pocos kilos y en el momento en el que yo estaba en el hospital, yo había visto una imagen de la Virgen de la Medalla MIlagrosa en el fondo, y empecé a hablar con esa imagen como si fuera una persona. Entonces yo le digo a la Virgen que si me sanaba y podía trabajar que iba a armar la radio y que iba a poner su nombre.
Y al principio quedaba medio raro una radio que se llame La Milagrosa, después nos fuimos acostumbrando y acá estamos.

Y en este momento ¿Qué rol tiene, cuántos programas tiene la radio, qué necesidades falta todavía cubrir y sobre todo la satisfacción que debe generar?

-Sí la satisfacción es haber cumpldio varias etapas, nosotros arrancamos con una radio muy chiquita transmitiendo para cinco cuadras a la redonda y cubríamos todo Ciudad Oculta y unas cuadras más. La radio fue creciendo mucho, hicimos un muy buen trabajo nos conformamos como Asociación Civil, y eso nos permitió que más compañeros tengan responsabilidad de manejo, nosotros no queríamos armar una radio de Juan sino conformar una ONG y que la radio perdure en el tiempo más allá de mi presencia, si no sería un fracaso. Y nosotros queremos que el proyecto siga.
Atravesamos varias etapas, que nos permitió la formación que decidimos encarar. Nos transformamos en una radio escuela capacitamos a muchos jóvenes y pibes hoy ya profesionales. Nuestro objetivo es crecer técnicamente y poder ampliar el desarrollo, no creemos que los medios comunitarios deben ser medios barriales simplemente si no que deben ser masivos para dar la difusión que hay que dar en los ámbitos que hay que dar y principalmente en esta batalla de la comunicación que es en donde los sectores populares siempre perdemos. Entonces ese es nuestro gran desafío.
Nosotros fuimos cambiando en nuestros estudios, arrancamos con un estudio de 1 x 1 muy chiquito con un equipo muy precario, transmitimos durante mucho tiempo con un micrófono de plástico y hoy tener los micrófonos que tenemos es todo un logro y también es de algún amanera el resultado de trabajo con un equipo de gente muy importante y por sobre todas las cosas es una demostración de que los jóvenes cuando se ponen un proyecto en la espalda y de que uno cuando es un poco más grande le da la posibilidad pueden hacer grandes cosas.

¿Qué pensas que se viene para la milagrosa en este tiempo que estamos viviendo y cuál es tu sueño más allá de que esto ya se concretó?

-Yo lo dividiría en dos etapas, es todo un desafío en estos tiempos políticos sostener un medio comunitario, la sostenibilidad es un problema pero nosotros tomamos la decisión de crecer en tiempos políticos complejos. Decimos que esta es una oportunidad que tenemos para crecer y aceptar los desafíos.
Nuestro sueño en un futuro no muy lejano es poder duplicar la potencia, llegar a cubrir gran parte de la ciudad y poder sumar también a gente de otros sectores. Nosotros estando solamente en Ciudad Oculta, la radio se complica sostenerla y hoy que estamos a un par de cuadras del barrio nos permiten articular con otros sectores de la sociedad que es la que puede hacer algún aporte para pegar el salto de calidad y esa mezcla de la que vivimos en la Oculta con el resto de la sociedad nos va a permitir sin duda eso.
Tranquilamente una villa puede insertarse en la sociedad no hay que tenerle miedo a eso, y hoy que se discute mucho de urbanización de villas, claramente esta integración va a favorecer no solamente a las villas si no al resto de la sociedad.

Juan en el 2009 recibiste un premio de gran impacto mundial ¿Cómo surgió toda esa pelota que al final fue como increíble para todos?

-En realidad en principios del 2009 la fundación que nos había dado un apoyo para armar un proyecto personal de un emprendimiento de organización de eventos nos propone representar a la Argentina en un concurso internacional que tenía como sede central a Londres y nosotros aceptamos y empezamos a competir con una gran cantidad de proyectos a nivel mundial, similares y diversos, nosotros estábamos en la categoría de jóvenes y fuimos quemando etapas, llegamos a la final y terminamos siendo seleccionados, viajamos a Londres al palacio de Lady Di donde recibimos el premio principal, compitiendo con un montón de países y llegaron cuatro proyectos muy interesantes, me tocó defender el proyecto durante media hora y supimos defenderlo y trayendo el premio para la Argentina.

¿Qué impacto tuvo ese premio a nivel familiar, con La Milagrosa y a nivel Nacional también?

-Yo creo que el impacto fue más para el entorno que para mí, yo estaba en Londres caminando por las callecitas y pensaba de qué manera eso generaba un cambio no solamente para la radio si no para todo el equipo y para el barrio en sí. Yo creo que fue muy importante para poner incluso a los medios comunitarios en agenda que hasta ese momento era mala palabra porque estábamos justo en debate de la Ley de Medios. Me parece que ayudó en todo sentido, internamente para el equipo de la radio fortaleció muchísimo porque eso también quedó instalado como que cuando uno se proponía un sueño era posible.
Nosotros queríamos que los chicos entiendan que había que prepararse para lograr objetivos y cumplir objetivos. Después era muy lindo caminar el barrio y que la gente agradeciera porque los medios estaban hablando bien de Ciudad Oculta por bastante tiempo a partir de ese proyecto.
Así que hubo impactos muy favorables, después de eso tuvimos otros 13 premios más que tienen que ver con el reconocimiento. Un año antes de ganar en Londres, habíamos ganado otro premio en New York que no fue promocionado, porque también era un premio más, fue económico y nos permitió cambiar de equipamientos y más cosas. Con el de Londres lo bueno fue que la gente pudo conocer un proyecto de una villa construido desde abajo. Yo digo que construímos un proyecto desde la basura.

*Equipo de Mundo Villa