Lunes 18 de Diciembre de 2017 -

Secciones Opciones
Contacto
Urbanidad
Viernes 24 de Noviembre de 2017

En villa 31 los vecinos disfrutan de las primeras casas

La Ciudad mejoró 79 unidades, entre viviendas y comercios; los trabajos incluyen redistribución del espacio, iluminación, ventilación, reemplazo de escaleras y terminaciones.

 La casa de las mujeres, en la villa 31-31 bis, es una de las primeras viviendas mejoradas, tanto en su interior como en la fachada, en lo que constituye el puntapié inicial de la integración del barrio al tejido urbano. 

Parte del proceso de urbanización de esta villa de Retiro comprende el reacondicionamiento de la mayor cantidad de inmuebles existentes para mejorar la calidad de vida de sus ocupantes, su acceso a los servicios públicos y la seguridad. De las 9900 viviendas y comercios que hay en la villa, unas 8500 requerirán algún grado de intervención, según estimó el secretario de Integración Social y Urbana porteño, Diego Fernández,

Las primeras refacciones empezaron en la manzana G1, frente al playón que da a la curva de la autopista Illia. Se mejoraron 79 casas y locales, lo que alcanzó a 169 personas (102 adultos y 67 niños). Como consecuencia de esas tareas, la vivienda de las hermanas Cáceres ya no tiene un único ambiente; además, el baño y la cocina estrenaron accesorios y nuevas instalaciones. A Mirtha le agrada que el inmueble, que está en un segundo piso, tenga ahora mejor iluminación y un pequeño balcón enrejado. 

Una vez que finalicen las obras de infraestructura y de espacio público, el gobierno porteño intermediará con las empresas de servicios públicos para que se formalicen las conexiones a las redes de electricidad, gas y agua potable. De esta manera, los vecinos del barrio 31 deberán abonar las facturas. 

Uno de los problemas estructurales son las endebles escaleras que utilizan los habitantes para acceder a sus hogares. Por eso empezaron a ser reemplazadas por otras con barandas para evitar caídas. 

Fernández sostuvo que para diciembre de 2018, "el 100% de las calles del barrio 31 serán como las del resto de la ciudad". En cuanto a la remodelación de las viviendas, se prevé -dijo- que "estarán completas a fines de 2019". El ritmo de trabajo aumentará cuando, en agosto próximo, termine de cerrarse con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) un préstamo por 150 millones de dólares, 50 de los cuales serán destinados a la refacción de unidades funcionales en la villa 31-31 bis. 

El arquitecto Guillermo Tella, especialista en villas, aprobó los avances. "Es primordial revisar la seguridad estructural de las viviendas, ocuparse de la iluminación y ventilación, incorporando espacios urbanos y pulmones que dejen lugar para más oxígeno", consideró. Desde la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), el codirector Sebastián Pilo dijo: "Valoramos estas intervenciones públicas. Pero desconocemos el plan integral y cómo estas obras garantizan el proceso de integración".