Jueves 23 de Noviembre de 2017 -

Secciones Opciones
Contacto
Sociedad
Martes 24 de Octubre de 2017

Controversias por el nuevo edificio educativo que reemplazará a "La Banderita"

"La Banderita" es la escuela en donde van la mayoría de los niños de Villa 31, será demolida y reemplazada por un mega edificio educativo. Preocupación por parte de padres, alumnos y docentes.

El gobierno porteño proyecta demolerlo y reemplazarlo por una nueva sede que aspira a ser “de vanguardia”, con cuatro veces más de espacio y un concepto moderno del espacio escolar, con aulas digitales, salas multimedia y de plástica, canchas de fútbol con vestuario, entre otras funcionalidades.

Una parte de la comunidad educativa se opone a la forma en que se implementará la obra. Rechazan especialmente el traslado del jardín y la primaria a un edificio provisorio ubicado a unas 20 cuadras, al que consideran “un galpón” y que -afirman- “está ubicado en un lugar muy inseguro” del barrio.

l “Polo Educativo Mugica” empezará a construirse el 1 de enero de 2018 y la inauguración está prevista para abril de 2019. Para llegar a tiempo el gobierno aún deberá avanzar en tres licitaciones, una por nivel, de las cuales por ahora solo adjudicó la del jardín a la empresa Teximco, que construyó los edificios del Ministerio de Ciencia y Tecnología y del Consejo de la Magistratura de la Ciudad, entre otras grandes obras.

Cuando esté terminado, el Polo Mugica será el edificio educativo más grande de la Ciudad por encima del Bernasconi, del Polo Saavedra o del Otto Krause. Reunirá a las actuales escuelas inicial 5, Primaria 25 “Bandera Argentina”, y Secundaria 6 “Padre Mugica”, más una escuela de adultos, centro de actividades infantiles, orquestas infantiles y club de jóvenes, de acuerdo a los documentos que hace circular el gobierno.

De los 5.274 metros cuadrados actuales se pasará a 21.712. La primaria será la que más espacio ganará: 10.398 metros cuadrados. El gobierno proyecta invertir para este proyecto 800 millones de pesos, lo que equivale a un presupuesto anual entero de infraestructura escolar, según dijo a Clarín Sebastián Tomagelli, subsecretario de Infraestructura del Ministerio de Educación porteño. “Para 2018 duplicaremos el presupuesto de infraestructura escolar y la mitad será para este proyecto”, dice.

Aunque hay consenso en que el actual edificio debe cambiar, el proyecto desató una fuerte polémica con parte de la comunidad educativa. La Cooperadora de la Escuela 25, junto a padres de los tres colegios iniciaron en la Defensoría del Pueblo un reclamo en el que expresan sus reparos con respecto a la forma en que se implementará la obra. Es porque mientras dure la construcción, el gobierno planea armar dos escuelas provisorias, con aulas modulares: una para jardín y primaria que estará ubicada en Ramón Castillo y la calle 12, a unos 2 kilómetros de Banderita. La otra sede será para la secundaria, en la esquina de la actual escuela, en Letonia y Antártida Argentina.

También hay polémica por las vacantes. Mientras que el gobierno afirma que “todos los alumnos que están actualmente en la escuela tienen su vacante asegurada en 2018”, Diasprotti afirma que habrá 100 vacantes menos en el inicial provisoria y 140 menos en la primaria. En el gobierno dicen, además, que una vez finalizada la obra habrá unas 460 vacantes más entre el nivel inicial y primario.