Jueves 23 de Noviembre de 2017 -

Secciones Opciones
Contacto
Opinión
Miércoles 18 de Octubre de 2017

Los pibes al colegio, no busquen en otro lugar

¿Qué inseguridad es la que combaten endureciendo las penas contra los menores?

Por Sebastián Deferrari

Una vez más vuelven a la carga, por eso una vez más tenemos que salir a decirles las mismas cosas, para alertar a quienes pueden dejarse ganar por el amarillismo mediático y el oportunismo político.

Quieren bajar la edad de imputabilidad, según muestran los proyectos que se presentaron y las exposiciones mediáticas quieren que: “para los delitos gravísimos, aquellos que tienen penas mayores de 25 años”, bajar la edad de imputabilidad de los actuales 16 años a 14, y “para los delitos muy graves, como violaciones, homicidios, robos con arma consumados”, pasarla a 15 años.

Primero que nada los números, las estadísticas duras y puras demuestran que en nuestro país los delitos cometidos por menores son un escaso porcentaje. Un informe del Consejo de la Magistratura de la CABA establece que sobre 175 homicidios registrados en 2015 sólo uno fue cometido por un menor de 16 años y 10 casos fueron atribuidos a adolescentes entre 16 y 18 años (el 3,8% del total).
Además según las estadísticas de la Procuración general de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Bs. As. durante el 2015 se iniciaron 26.798 causas contra menores de 18 años, de las cuales 126 corresponden a homicidios dolosos, o sea menos del 0,5 % del total.

Entonces ¿Qué inseguridad es la que combaten endureciendo las penas contra los menores? Insisten con las salidas rápidas y la varita mágica pero está visto, está demostrado en todos los países del mundo, que el delito no baja por más severas que sean las penas, el delito baja cuando esos pibes (o los no tan pibes) van al colegio o pueden llegar a la universidad, cuando trabajan, cuando realizan deporte o actividades culturales, en definitiva cuando tienen un proyecto, una vida que valga la pena ser vivida, un “futuro” con oportunidades, para ellos para su familia, por eso el desafío sigue siendo incluir, generar herramientas para que quienes vivimos en este país formemos parte del festín del que ahora disfrutan 50 familias. 
Año tras año “sobran” más pibes en los colegios de la C.A.B.A. cada año hay menos vacantes porque la población crece y las escuelas públicas bien gracias, por eso para ellos la solución es construir cárceles y no colegios.

Sería bueno que los proyectos sean mejorar la educación y contener una cantidad cada vez mayor de chicos, así no tenemos que escuchar nunca más a un Ministro de Educación enorgullecerse y mostrar como un logro del Gobierno que “todos los días haya un pibe más preso”.