Jueves 23 de Noviembre de 2017 -

Secciones Opciones
Contacto
Urbanidad
Miércoles 18 de Octubre de 2017

Mapa de la vulnerabilidad en asentamientos

En el marco del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, la organización TECHO dio a conocer información sobre la situación de vulnerabilidad de los asentamientos.

TECHO presentó el índice de vulnerabilidad territorial, un indicador que se desprende del último Relevamiento de Asentamientos Informales, llevado a cabo por la organización en 2016, y que ayuda a entender los diferentes grados de vulneración de derechos que existen en los asentamientos.  “El objetivo es evidenciar diferencias para priorizar y direccionar las políticas públicas y las acciones de otros actores externos”, señaló Virgilio Gregorini, Director Ejecutivo de TECHO en Argentina.

Las variables del índice fueron ponderadas en conjunto con vecinos y vecinas de los barrios donde la organización trabaja de manera permanente. Entre las variables analizadas se encuentran el acceso a servicios básicos; la cercanía a un factor de riesgo como torres de alta tensión, basurales; impacto de las inundaciones; acceso de bomberos, ambulancia y policía; titularidad de los terrenos; cercanía a centros de salud y educativos; alumbrado en las calles; recolección de residuos; calles asfaltadas y medios de transporte público.

“En 3 años, no hay cambios significativos en ninguna de las 11 variables del índice de vulnerabilidad, lo que habla de la falta de políticas públicas en escala adecuada para esta problemática. A su vez estamos convencidos  que la problemática es abarcable y  que los habitantes saben las prioridades y cómo resolverlas. Para eso se necesitan proyectos legislativos que demanden el uso de herramientas como este índice, que obliguen  a priorizar los siempre escasos recursos públicos”, concluyó Gregorini.

Según las categorías establecidas por este índice, en promedio, el grado de vulnerabilidad es alto en 5 de cada 10 asentamientos. Esto significa que en ellos, no ingresan las ambulancias, se inundan cada vez que llueve y que el acceso a los servicios básicos es una dificultad diaria. Por otra parte, aunque en menor porcentaje, 2 de cada 10 se encuentran en condición crítica.

Entre las provincias con mayor vulnerabilidad se encuentran Corrientes, Río Negro, Santa Fe y Neuquén. Mientras que los barrios que presentan situación crítica son Los Provincianos (Berisso, Buenos Aires); Lapacho III (Tartagal, Salta) y La lagunita (Rosario, Santa Fe).

En positivo. La dinámica territorial de los asentamientos informales nos habla de procesos continuos de producción social de hábitat, en donde los habitantes de los barrios hacen un doble trabajo: el individual y remunerado: para mantener su flia; y el colectivo y no remunerado: el construir su barrio. Acá es donde se pueden encontrar un sinfín de buenas experiencias de mejoramiento barrial.