Lunes 20 de Noviembre de 2017 -

Secciones Opciones
Contacto
Sociedad
Sábado 26 de Agosto de 2017

Veinte años de la llegada de la Virgen de Caacupé a Villa 21

Este domingo 27 de agosto, a las 9, se realizará la celebración principal que consistirá en una peregrinación hasta el santuario Nuestra Señora del Rosario de Nueva Pompeya

Hace 20 años la imagen de Nuestra Señora de Caacupé llegaba a la Villa 21-24 del barrio porteño de Barracas, por iniciativa del Padre José María “Pepe” Di Paola, párroco de Virgen de los Milagros de Caacupé en ese entonces. La comunidad lo celebrará con una manifestación de fe mariana este domingo 27 de agosto, desde el barrio hasta el santuario Nuestra Señora del Rosario de Nueva Pompeya.

El miércoles 23 de agosto se cumplieron 20 años de la llegada de la imagen Nuestra Señora de Caacupé a la Villa 21-24 del barrio porteño de Barracas. 

El Padre Lorenzo “Toto” De Vedia, párroco de Virgen de los Milagros de Caacupé, contó a AICA que la comunidad celebró este acontecimiento con una misa en la que se bendijo el nuevo frente de la parroquia en el que se destaca un vitral llamado: “La llegada de la Virgen de Caacupé”. 

La obra fue realizada por un artista junto con vecinos del barrio “y refleja la venida de la Virgen al barrio, con motivos que tienen que ver con la cultura guaraní y la realidad de nuestra comunidad”, explicó el sacerdote. 

Este domingo 27 de agosto, a las 9, se realizará la celebración principal que consistirá en una peregrinación hasta el santuario Nuestra Señora del Rosario de Nueva Pompeya (Esquíu 974). “Cada capilla, ermita, parroquia y grupo caminará con una carroza con sus santos patronos”, detalló el presbítero De Vedia. 

También precisó que estará presente el Padre José María “Pepe” Di Paola, ex párroco de Virgen de los Milagros de Caacupé y responsable -veinte años atrás- de la venida al barrio de la imagen, réplica de la que se venera en el santuario del Paraguay. 

“Al llegar al santuario en Pompeya, templo ligado históricamente a la vida religiosa de los vecinos de las villas 21-24 y Zabaleta, celebraremos una misa y, luego, un almuerzo popular para compartir fraternalmente la acción de gracias a la Virgen de Caacupé por todo lo que regaló en nuestro barrio en estos 20 años”, expresó. 

Finalmente, el sacerdote afirmó que manifestarán el “compromiso de seguir dejándonos acompañar por nuestra Madre en los desafíos que en el presente y en el futuro se van presentando en nuestro barrio, en la línea de la evangelización y en la promoción social”.+