Lunes 18 de Diciembre de 2017 -

Secciones Opciones
Contacto
Urbanidad
Martes 25 de Abril de 2017

Familias de Piedrabuena ahora son propietarias de sus viviendas

Unas 48 familias del barrio Piedrabuena, en Villa Lugano, recibieron el título de propiedad de sus viviendas y otras 20 familias firmaron sus escrituras.

Este acto es fundamental, ya que
les permite regularizar su situación y disponer de sus propiedades para
seguir viviendo allí, para  venderlas, para alquilarlas o para darlas en
herencia como cualquier otro propietario.


El evento se realizó en el Galpón Cultural Piedrabuenarte, ubicado en la
avenida Piedrabuena al 3700, en el marco del Programa de Regularización
Dominial que el Instituto de Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires (IVC)
 lleva adelante desde 2012 gracias a la modernización de los procesos y el
relevamiento de unidades escriturables de los complejos urbanos.

Así, se buscó dar respuesta a la situación irregular de miles de familias,
asistiéndolas e incentivándolas para que normalicen el dominio  de su
vivienda, asegurando el futuro del bien familiar y el cumplimiento de los
derechos básicos de las personas.

Durante el acto, Juan Maquieyra, presidente del IVC, destacó la importancia
de tener el título de propiedad, ya que implica que los beneficiarios pasan
a ser legítimos dueños, adquiriendo un derecho real, en contraposición a un
derecho personal que era el que tenían hasta el momento de la escritura.

Además, la escritura incrementa casi al doble el valor de la propiedad, que
con el título ingresa en el mercado inmobiliario. El inmueble pasa a ser
patrimonio del titular del documento, por lo que en el futuro pueden
heredarlo sus descendientes y, a la vez, les permite exigir más a los
prestatarios de servicios.

“Es un paso muy importante en la vida de cada uno de ustedes y sus
familias. Es una tranquilidad saber que uno tiene su casa y que tiene la
escritura que dice que es su casa”, finalizó Maquieyra.



Historia del barrio Piedrabuena

El Conjunto Urbano Piedrabuena se encuentra ubicado en la Avenida General
Paz, Goleta Santa Cruz, Zuviría y Avenida Piedrabuena, en el barrio porteño
de Villa Lugano, en el límite con el de Mataderos. La construcción del
complejo se inició en el año 1975 y finalizó entre los años 1979 y 1981. Se
construyeron un total de 2.100 viviendas en un predio de 14,4 hectáreas,
que podían albergar a una cantidad aproximada de 12.800 potenciales
habitantes, entre los que se encontraban erradicados de villas de
emergencia, de núcleos habitacionales transitorios y de barrios como el
Barrio Riachuelo. También atendió a la demanda general