Martes 25 de Julio de 2017 -

Secciones Opciones
Contacto
Opinión
Martes 17 de Enero de 2017

¿Migrantes buenos o malos?

En estos días el foco ha sido puesto en las personas que migran de sus países y llegan a nuestra tierra en busca de oportunidades.

Por Mario Canaviri

Otra vez, los hermanos latinoamericanos estamos en el ojo de la tormenta de los medios empresariales de información. Estamos en la agenda mediatica, no por nuestras culturas o aportes, sino porque como en los 90, quieren reinstalar que somos los responsables de las políticas neoliberales que vive el país.

Desde estos medios, los funcionarios políticos debaten que si hay buenos migrantes o malos, empezando a etiquetarnos por nuestras conductas y forma de resistencia. Si, si bien aclaran en voz baja que se busca la deportación de migrantes que delinquen o prohíban la entrada de quienes tengan antecedentes penales, esto es una simple preparación para perseguir aquel migrante pobre que no sea del agrado de los funcionarios de turno sean detenidos. 

Continuando con la lógica de los que delinquen, siendo extranjeros, serán deportados ¿Cómo es que hace mas de siglos las empresas multinacionales entran con total libertad a nuestra Pacha mama, a saquearla, contaminarla, lucren ganancias que se las llevan para el exterior, y que encima se les saque impuestos, sigan acá?

Descartemos entonces que sea para cualquier migrante.  Esto solo se aplicara a nosotros, los de los barrios, los que apenas tenemos para sobrevivir esta política económica de ajuste y además nos animémonos a denunciar y dar a conocer lo que pasa en el país. Si, nosotros entramos en los conceptos de migrantes malos.
Otra vez seremos los culpables de la inseguridad, los que causamos gastos en los hospitales e colegios públicos.

El ser migrante, será un delito, a no ser que comencemos a pagar una comisión por estos derechos humanos. 

Migrar es un derecho humano. 

En un contexto latinoamericano, donde otra vez los neoliberales lograron instalar a presidentes mercenarios, la migración será una alternativa constante de muchas familias en búsqueda de encontrar un sitio donde vivir un poco mejor. Pero para eso, están modificando las políticas migratorias, están construyendo muros, y acá en Argentina, se esta empezando a levantar los ladrillos para construir el primer centro de detención de Latinoamérica…