Jueves 21 de Septiembre de 2017 -

Secciones Opciones
Contacto
Opinión
Domingo 03 de Mayo de 2015

Villa 31: Semáforo, señal del incumplimiento de la ley 3343

En Villa 31 la colocación de un semáforo provocó la inquietud de algunos medios periodísticos. Cuando se siente la real ausencia del estado, la comunidad se tiene que organizar para poder resolver los problemas básicos de una sociedad que aún en el siglo XXI, permanece excluida.

  • semáforo en villa 31

Por Paula Stiven

El tránsito caótico ya se volvió parte de la rutina para los vecinos de Villa 31, las pequeñas "calles" se amontonan autos, motos, y hasta el colectivo que transporta pasajeros hacia el "afuera" generan muchos inconvenientes a los transeúntes, que no solo luchan contra la falta de asfalto, apertura de calles e inundaciones, ahora tienen que evitar accidentes ante la irresponsabilidad de muchos conductores.
Otra vez nos encontramos con el mismo problema de siempre, la falta de urbanización que ya en estos tiempos no es más que falta de voluntad política para resolver tamaño problema.
 
La colocación de los semáforos representa una fuerte señal de necesidad de ejecutar la ley 3343 de urbanización, que el pasado año no consiguió estado parlamentario y otra vez como viene sucediendo desde el 2009, quedó sin efecto.
La villa crece, como cualquier barrio de la Ciudad, mas alla de las especulaciones inmobiliarias. La realidad golpea fuertemente a un gobierno neo-liberal que no repara en las necesidades de los mas humildes, que prefiere amurallar y tapar la pobreza y seguir viviendo un "como si" no existiera.
¿Es muy atractivo que haya semáforos en un espacio en donde ni siquiera hay calles?
Tal vez para el macrismo, que le encanta vender atracciones turísticas, lo sea.
Para nosotros es una fuerte señal de la necesidad de los barrios a tener la "normalidad" que cualquier barrio de la ciudad de Buenos Aires tiene. Semáforos. Calles. Niños que van a la escuela. Madres que salen a hacer los mandados. Abuelos paseando al sol. Eso se llama INCLUSION. Y es urgente que las villas dejen de ser villas y sean barrios en la ciudad mas rica de latinoamérica.